Empresas

Los Twinkies están de vuelta

A casi cuatro años de declararse en bancarrota, el panadero de Twinkies, Hostess Brands, planea ser una empresa que cotiza en la bolsa. Éste es su plan. 
AP
05 julio 2016 11:7 Última actualización 05 julio 2016 11:48
Twinkies

(Bloomberg)

NUEVA YORK.- El productor de los pastelitos Twinkies y Dongs Dongs planea convertirse en una empresa que cotiza en la bolsa luego de concretar un plan con nuevos inversores.

Lo anterior ocurre a casi cuatros años de que Hostess Brands se declarara en bancarrota luego de una serie de problemas laborales y cambios en el gusto del consumidor. 

Hostess Brands, que primero nació en 1919 con el pastelito Hostess CupCake, ha cambiado de propietarios desde que en julio de 2012 buscó por segunda ocasión acogerse a la ley de protección por bancarrota en Estados Unidos.

El último dueño, Apollo Global Management and Metropoulos venderá la mayor parte de la compañía que está valuada en unos dos mil 300 millones de dólares. El nuevo propietario, Gores Holdings (una compañía de adquisición dirigida por una empresa de capital privado The Gores Group) entregará 375 millones de dólares en efectivo, informaron este martes las compañías.

El director general de Gores, Alec Gores, Dean Metropoulos y otros, comprometieron otros 350 millones de dólares en un acuerdo. 

Metropoulos, quien ha ayudado a dirigir la pastelería, continuará haciéndolo como director ejecutivo. El director general, William Toler, también permanecerá como director general de Hostess.

Entre Apollo y Metropoulos se quedarán con el 42 por ciento de las acciones cuando se finiquite el acuerdo en algún momento, que se espera, del tercer trimestre del año.

Hostess ha reducido sus gastos y aumentado la automatización. El año pasado, la compañía anunció sus planes de cerrar su fábrica en los suburbios de Chicago, en donde el Twinkie se inventó y se esfumaron 400 empleos.

Muchos temieron que los Twinkies, que salieron a la venta en la década de los 1930 y se convirtieron en un producto clásico de las loncheras escolares, fueran una pieza del folclor estadounidense en extinción. Sin embargo, aquellos temores fueron prematuros.

La solvencia crediticia de Hostess se ha estado recuperando y el año pasado la compañía reportó aproximadamente 650 millones de dólares en ingresos.

: