Empresas

Los novedosos autos de GM que no sirven en México

Los autos del futuro de GM con conexión a internet y motor eléctrico están listos para rodar, pero en México esto no es una realidad. En el país estos coches sólo podrían funcionar como cualquier otro auto, o definitivamente, no podrían moverse.
Jonathan Ruiz
12 enero 2015 16:53 Última actualización 12 enero 2015 17:31
GM

El Volt, de GM, puede viajar unos 400 kilómetros sin recarga gracias a que combina su motor eléctrico con uno a gasolina. (Foto tomada de chevrolet.com)

Los autos que antes fueron futuristas están listos para salir a la calle, pero las débiles infraestructuras de telecomunicaciones y eléctrica de México impiden su operación. En el país sólo podrían operar como cualquier otro auto o, definitivamente, no podrían moverse.

En el encuentro automotriz más importante del año que inició este lunes, el North American International Auto Show de Detroit (NAIAS), la mayoría de los representantes de empresas fabricantes se encogen de hombros y reconocen que sus automóviles aún no pueden hacer mucho para conectarse en internet. Acaso, conectar el celular a su red interna de audio.

La excepción es GM, empresa cuyos autos se conectan a redes 4G de AT&T en Estados Unidos. Cada uno sirve como un "hot spot" que enlaza a sus ocupantes para que puedan usar internet.

También lo es por el Volt, que puede viajar unos 400 kilómetros sin recarga gracias a que combina su motor eléctrico con uno a gasolina que cuando hace falta, recarga al primero.

"Todo es posible ofrecerlo ahora", asegura Alan Batey, presidente para Norteamérica en GM, que apuesta a estos vehículos para atrapar al mercado de los "millenials" nacidos a partir de los ochenta.

El problema para México es que no está listo aún.

La infraestructura es un inconveniente, reconoce Ernesto Hernández, presidente para México de la compañía. En el país falta una red 4G para que los coches funcionen como "hot spot" para quienes viajan en él, además de una red eléctrica que permita cargarlos.

"Imagina que vas por la carretera a Cuernavaca, te paras en Tres Marías a comer unas quesadillas y al cargar el coche ¡vuelas el pueblo!".

La empresa trabaja con la Comisión Federal de Elecrtricidad (CFE) para revisar, por principio, la conveniencia de cargar con electricidad los automóviles en México.

Como reconoce Hernández, el uso de electricidad, como la quema de gasolina, también puede dañar al ambiente.

"En México se sigue usando mucho combustóleo para generar electricidad", destaca en torno a las fuentes de energía de CFE.

No obstante, anticipa un acuerdo con esa empresa productiva del estado con la que, dice, revisa el proceso de una posible introducción de vehículos eléctricos como el Volt o como la nueva generación del Bolt, un producto experimental totalmente eléctrico, presentado este lunes en el NAIAS.

Con este último, GM pretende acercar la tecnología del transporte individual totalmente eléctrico a un mayor número de personas mediante un precio de salida aproximado de 30 mil dólares.

Para que coches así lleguen a las calles de México debe revisarse si es ambientalmente conveniente, además de modificar tarifas y comprobar que la gente está dispuesta a pagar su precio, detalla Hernández.

Hoy el uso de uno de estos coches dispararía el consumo eléctrico de una casa, llevándola a la cara tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC), reconoce.

En el campo de las telecomunicaciones también hay trabajo pendiente, enfatiza el líder de GM en México.

On Star, el sistema de alertas de los vehículos vendidos por la compañía, se conecta por medio de Movistar, destaca Hernández, de ahí que hay buenas oportunidades para que esta empresa suministre una conexión avanzada. Pero en cualquier caso, aclara, no es la única opción.