Empresas

Los millennials se aferran a su hogar

Los millennials tienen fama de no querer lazos que los unan a los compromisos, pero al parecer el único vinculo al que se aferran es al lugar donde escogieron vivir.
Bloomberg
17 febrero 2017 17:47 Última actualización 19 febrero 2017 4:45
ME. Millennials sueñan con la seguridad laboral.

ME. Millennials sueñan con la seguridad laboral.

Sea justo o no, la Generación Y tiene una reputación de ser libre y poco comprometida. O para ponerlo de una manera menos amigable, lenta de emprender, demoran más en casarse, en comprar una casa y tener hijos que los jóvenes de generaciones previas.

Por ello, usted pensaría que se trasladan a través de todo el país para descubrir si prefieren vivir en un diminuto departamento del Medio Oeste, o viajar al trabajo desde una vieja granja a un par de horas de distancia de la ciudad.

De hecho, se mudan significativamente menos que lo que hacían generaciones previas a la misma edad, según cifras del censo tabuladas por Richard Fry, investigador sénior de Pew Research Center.

El año pasado, el 20 por ciento de los estadounidenses de entre 25 y 35 años de edad se había mudado durante el año anterior. Eso se compara con el 26 por ciento cuando el mismo grupo de edad lo componía la Generación X en el año 2000 y el 27 por ciento cuando estaba conformada por la generación conocida como los “late boomers” (nacidos entre 1956 y 1964) en 1990.

Pero no se trata solo de jóvenes. La proporción de la población que se ha mudado al menos una vez en el último año, una medida clave de movilidad, ha seguido la misma tendencia entre otros grupos de población trabajadora.

Puede ser que, al menos en algunas zonas del país, el mercado laboral se encuentre hoy más débil de lo que indican las cifras de desempleo nacional, dijo Fry. O puede ser que los millennials están congelados en un mismo lugar a raíz de un mercado de viviendas deficitario en relación a la demanda. Según esa teoría, los propietarios de más edad no están cambiándose a viviendas más costosas, sino que prefieren permanecer en modelos más baratos con lo que limitan el número de primeras casas en el mercado.

La movilidad es importante para la economía. La gente que se muda gasta dinero en casas, muebles, agentes de bienes raíces y empresas de mudanzas. La gente que se muda para buscar un empleo es generalmente considerada una señal de una economía saludable.

Fry no tenía a mano cifras para cada grupo de edad, pero sí para el grupo de entre 25 y 35 años. En 2000, cuando ese segmento lo componía la Generación X, el 50 por ciento de los encuestados dijeron haberse mudado por razones relacionadas a vivienda, ya sea que querían su propio lugar o vivir en un vecindario mejor. Mientras que el 21 por ciento de ese grupo de edad se trasladó por razones laborales en 2000.

Si nos adelantamos a 2016, la brecha se ha reducido considerablemente.