Empresas

Los intentos fallidos
por rescatar a Mexicana

PC Capital, Tenedora K, TG Group, American Airlines, Med Atlántica, BF International Mining Traders y Williams Capital son los potenciales inversionistas que trataron que rescatar a Mexicana de Aviación desde que ésta declaró un concurso mercantil en 2010.
Ana Valle
04 abril 2014 11:48 Última actualización 04 abril 2014 11:58
Mexicana de Aviación (Bloomberg)

(Bloomberg)

Desde que Mexicana de Aviación declaró un concurso mercantil que inicialmente le daría tiempo de realizar una reestructura financiera en 2010, han aparecido varios potenciales inversionistas que trataron que rescatar a la línea aérea que hoy fue declarada en quiebra.

Los primeros interesados en rescatar a Mexicana fueron varios fondos de capital privado, como PC Capital y Tenedora K, esta última, fue quien adquirió el 95 por ciento de la controladora de la línea aérea a Grupo Posadas en agosto de 2010 por un valor simbólico.

El grupo de inversionistas mexicanos inyectó 10 millones de dólares a Mexicana buscando mantener la reducida operación, la cual no duró más de diez días y a finales de agosto suspendió sus vuelos.

En el primer trimestre de 2011, empresas y fondos como PC Capital, TG Group y American Airlines, BMC Financial presentaron propuestas de solvencia económica a Tenedora K para adquirir acciones de Mexicana.

Mientras que varias de estas propuestas fueron desechadas o se retiraron, PC Capital había comprometido una inversión de 200 millones de dólares para poner a operar de nuevo a la línea aérea, aunque no logró cumplir con ello y la propuesta fue desechada.

Un nuevo grupo de posibles inversionistas fue liderado por Med Atlántica que no logró comprobar ingresos y ni cumplir con el calendario estipulado por el juez del concurso mercantil para poner a volar de nuevo a Mexicana en agosto de 2012.

El otro inversionista fue Iván Barona, al frente de BF International Mining Traders, quien tenía contemplado invertir alrededor de 300 millones de euros, pero cuya propuesta fue desechada en mayo de 2013.

Finalmente, en octubre del año pasado, Williams Capital presentó ante las autoridades una carta de intención de rescate de Mexicana en la que se comprometía a inyectar capital por 400 millones de dólares.