Empresas

Los exfuncionarios que toman su ‘segundo aire’ en la iniciativa privada

Al menos 10% de los funcionarios que tuvieron cargos relevantes en los gabinetes presidenciales los últimos 26 años, logró tomar puestos de alta dirección en firmas privadas. Guillermo Ortiz, Pedro Aspe y José Oteyza hoy dirigen grandes empresas.
Axel Sánchez
25 mayo 2014 19:10 Última actualización 26 mayo 2014 7:32
Guillermo Ortiz

(Bloomberg)

La administración pública ha servido como plataforma para muchos exfuncionarios que hoy triunfan en la iniciativa privada. Personajes como Pedro Aspe, Francisco Gil Díaz, Guillermo Ortiz, Luis Téllez, Carlos Ruiz Sacristán y José Andrés de Oteyza tuvieron un puesto relevante en el gobierno y ahora están al frente de grandes corporativos en México.

Según especialistas y exfuncionarios, la iniciativa privada busca este tipo de perfiles debido a que tienen una amplia agenda de contactos y experiencia en los procesos de gobierno, los cuales pueden ser explotados en beneficio de la corporación en que laboran.

Al menos 10 por ciento de los funcionarios que tuvo cargos relevantes en los gabinetes presidenciales de los últimos 26 años logró tomar puestos de alta dirección en empresas privadas.

Guillermo Ortiz es uno de los casos más emblemáticos. Este personaje fue gobernador del Banco de México, además de ocupar los cargos de secretario de Hacienda y de Comunicaciones y Transportes durante el gobierno de Ernesto Zedillo. Actualmente se desempeña como presidente del Consejo de Administración del Grupo Financiero Banorte.

Pedro Aspe es otro ejecutivo representativo. Fue secretario de Hacienda en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y actualmente dirige el fondo de inversión Protego, el cual fundó en 1996. También fue presidente del Consejo de Administración de Volaris hasta 2011, pero lo dejó por cuestiones personales. Actualmente sólo cuenta con una participación accionaria en esta compañía de aviación.

Otro caso es Carlos Ruiz Sacristán, quien fue secretario de Comunicaciones y Transportes durante el gobierno de Ernesto Zedillo, y ahora opera como presidente de la firma Infraestructura y Energía Nova (IEnova), que se logró convertir en el principal constructor de servicios para la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

José Andrés de Oteyza es otro directivo que salió de la administración pública y triunfó en la iniciativa privada. Actualmente es presidente de OHL México. Anteriormente fue secretario de Patrimonio y Fomento Industrial (ahora Secretaría de Energía), durante el gobierno de José López Portillo. Al finalizar su gestión lo nombraron embajador de México en Canadá y fue hasta 1998 cuando se incorporó a la constructora española OHL. En 2002 fue nombrado presidente de la empresa en México.

Sergio Luis Pérez, exadministrador de Precios de Transferencia del Servicio de Administración Tributaria, quien ahora se desempeña como socio de controversias fiscales de PwC, comentó que las empresas ven en los exfuncionarios una oportunidad para arreglar diferencias con el gobierno.

“Cuando una empresa contrata a un exfuncionario es con el motivo de acelerar procesos”, añadió.

Alejandro Poiré, quién se desempeñó como secretario de Gobernación durante la administración de Felipe Calderón y ahora es catedrático del Tecnológico de Monterrey, dijo que siempre será un factor acercar el mejor conocimiento intelectual y práctico a las empresas, pues son figuras que pueden instruir a un verdadero cambio en los procesos.

“No es tan difícil dejar la función pública si se tiene claro que esto es una oportunidad por un tiempo determinado. En mi caso, no fue difícil y siempre he pensado en servir en donde esté, y fue una transición muy clara”, agregó.

REFORMAS IMPULSARÍAN  NUEVOS ‘FICHAJES’

Con la implementación delas reformas estructurales en México, hay empresas que podrían estar buscando a personajes de la política nacional, según expertos.

Uno de ellos es Francisco Salazar, quien luego de estar al frente de la Comisión Reguladora de Energía cerca de ocho años, podría encontrar espacio en alguna compañía tras la implementación de la reforma energética.

José Manuel Carrera Panizzo, director de PMI Comercio Internacional, brazo comercial de Pemex, es otro que podría estar en la mira de empresas interesadas en invertir en México. De igual forma, Mony de Swaan, extitular de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, podría ser fichado en el sector privado. Anteriormente desempeñó cargos en la farmacéutica Pfizer México.

La ley prevé que un exfuncionario puede integrarse a la iniciativa privada luego de un año de haber concluido sus funciones en la administración pública.

Estos hombres pasaron de funcionarios a líderes de compañías