Empresas

Los CEO de Intel y Under Armour renunciaron a ser consejeros de Trump

Tras la polémica declaración del presidente de Estados Unidos sobre los hechos ocurridos en Virginia, los CEO de grandes firmas marcaron su postura y dimitieron del consejo de líderes empresariales de Donald Trump.
Redacción
14 agosto 2017 22:42 Última actualización 14 agosto 2017 23:19
Etiquetas
Ceo

qww

Kenneth C. Frazier, director ejecutivo de una de las mayores fábricas de medicamentos de Estados Unidos, Merck, advirtió este domingo que tomaría una postura pública contra el presidente de Estados Unidos, derivado de la respuesta de Donald Trump a lo ocurrido este sábado en Charlottesville, Virginia, entre nacionalistas blancos y detractores que dejó como saldo un muerto y varios heridos.

Trump se abstuvo de señalar a ningún grupo en particular y en cambio recalcó que “muchos bandos” fueron los culpables de la violencia en esa ciudad de Virginia. Aseveró entonces que “el odio y el racismo” evidente en el país ya existían mucho antes de su candidatura.

Este domingo Frazier cumplió su advertencia, renunció al consejo de líderes empresariales del presidente Donald Trump. Sin embargo no fue el único que tuvo esta postura, se le unieron también: Brian Krzanich, de Intel y Kevin Plank, de Under Armour. 


La salida de Plank es un reproche particularmente agudo a Trump, después de que el ejecutivo de Under Armour a principios de este año fue criticado por comentar que el presidente era un "activo real" para el país.

"Renuncié a llamar la atención sobre el grave daño que nuestro clima político dividido está causando a los asuntos críticos, incluida la seria necesidad de hacer frente a la decadencia de la manufactura estadounidense", dijo Krzanich de Intel en un blog de la compañía.

Plank dijo en una declaración en Twitter que "Under Armour se dedica a la innovación y el deporte, no a la política", mientras que Frazier de Merck dijo que renunció "por cuestión de conciencia personal, siento la responsabilidad de tomar una posición contra la intolerancia y el extremismo".

Donald Trump respondió a Frazier con un par de tuits: "Merck Pharma es un líder en precios más altos y más altos de los medicamentos mientras al mismo tiempo toma puestos de trabajo fuera de los EU."

Trump fue ampliamente criticado por los legisladores estadounidenses y otros funcionarios por no denunciar a los supremacistas blancos en una declaración el sábado en la que dijo que "muchos lados" eran culpables por la violencia. El presidente ha encendido repetidamente sus relaciones con grupos nacionalistas y su manejo de las cuestiones relacionadas con las minorías.

Hablando desde la Casa Blanca el lunes, Trump denunció a los supremacistas blancos y declaró "malo" al racismo.

"A cualquiera que haya actuado criminalmente en la violencia racista de este fin de semana, se le hará responsable", dijo Trump, pidiendo la unidad tras la tragedia.

Las salidas de CEO muestran cómo los líderes corporativos están caminando una línea estrecha en el trabajo con la administración de Trump para ayudar a formar la política alrededor de impuestos, inmigración y otras ediciones, mientras intentando no alienar a clientes en un ambiente político cada vez más tenso.

Sign up for free