Empresas

Lluvia provoca
más del 6% de los accidentes en carreteras federales de México

Con base en datos del Inegi, el 7 por ciento de los accidentes vehiculares en carreteras del país tienen su origen en agentes naturales, dentro de los cuales la lluvia representa más del 90 por ciento de los percances.
Redacción
16 junio 2014 19:40 Última actualización 16 junio 2014 19:40
Etiquetas
 [Personal de Protección Civil, SSP, y Ejército se trasladaron de inmediato hasta el lugar del accidente. / cortesía] 

[Personal de Protección Civil, SSP, y Ejército se trasladaron de inmediato hasta el lugar del accidente. / cortesía]

TOLUCA, Edo. Méx.- En México más del 6 por ciento de los accidentes vehiculares en las carreteras federales a lo largo del año son provocados por las lluvias, advirtió Cesvi México, (Centro de Experimentación y Seguridad Vial).

Con base en datos del Inegi, el 7 por ciento de los accidentes vehiculares en carreteras del país tienen su origen en agentes naturales, dentro de los cuales la lluvia representa más del 90 por ciento de los percances.

Cesvi México advierte que el 75 por ciento de los accidentes vehiculares producidos durante la conducción en lluvia son evitables, por lo que seguir recomendaciones prácticas reduciría considerablemente la siniestralidad en esta temporada.

El primer consejo que debe tomarse en cuenta es tener sentido común y precaución. Al llover, el agua se mezcla con la suciedad y el aceite, creando las condiciones perfectas para derrapar.

La mejor forma de evitar lo anterior es reducir la rapidez al manejar, asegura Cesvi México. Por lo que se recomienda conducir a baja velocidad, para que la banda de rodadura del neumático este en contacto con el pavimento, lo que nos permitirá mayor tracción y respuesta de frenado.

Si al circular el agua no es correctamente despejada por el dibujo del neumático, cualquier acción de frenado producirá el llamado aquaplaning; ante esta situación y para disminuir el riesgo, en la medida de lo posible se debe evitar pasar por los charcos y reducir la velocidad.

Es importante mantener los limpiadores en excelentes condiciones ya que cuando el agua choca contra el parabrisas se reduce la visibilidad, ocasionando condensación de vapor y empañamiento por dentro. Ante esta situación se deben encender las luces, usar el aire acondicionado para desempañar y mantener limpios los vidrios. Nunca pase la mano en el parabrisas ya que se puede dejar grasa, lo que puede complicar la visibilidad.

Los indicadores muestran que en un 80 por ciento el mal estado de los neumáticos y sumado a otras circunstancias como la velocidad o malas maniobras en situaciones críticas, son causa de accidente.
En estas circunstancias, más allá de su diseño, lo principal es que cuenten con la profundidad de dibujo adecuada: 1.6mm. Así como revisar que la presión de los neumáticos siempre se encuentre dentro de los valores definidos por el fabricante.

En resumen, las recomendaciones son:

• Reducir la velocidad.
• Con piso mojado hay que aumentar la distancia con respecto al vehículo que va adelante.
• Mantener un nivel de atención y precaución extra.
• Realizar desaceleraciones suaves y progresivas.
• En caso de mucha lluvia, encender las luces antiniebla delanteras y traseras.
• Revisar frecuentemente la presión y estado de los neumáticos, así como mantener en óptimo funcionamiento los limpiadores.