Empresas

Ley de competencia está balanceada: Larios

De acuerdo con el legislador del PAN, ésta defiende los derechos de consumidores y de las empresas. Sin embargo, algunos términos polémicos como el de ‘insumos especiales’ quedaron abiertos a revisión.
Axel Sánchez
27 abril 2014 20:9 Última actualización 28 abril 2014 5:0
Héctor Larios (Cuartoscuro)

(Cuartoscuro)

La Ley de Competencia que fue aprobada el viernes pasado en el Senado está equilibrada, pues, por un lado, defiende los derechos de los consumidores y, por otro, los de las empresas, dijo Héctor Larios, presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial de la Cámara de Senadores.

En entrevista con EL FINANCIERO, el legislador explicó que si bien la Ley estuvo pensada para los consumidores y dejó términos controversiales como el de “insumos esenciales” abiertos a revisión, en general, las modificaciones que se hicieron a la Ley permitirán investigaciones más fieles, con el objetivo de detener prácticas anticompetitivas que puedan generar monopolios.

Larios aseguró en este sentido que existen contrapesos importantes que dan paso a la defensa de las empresas.

“Son libres de imponer amparos en contra de la aplicación de la ley”, comentó.

El apartado de consulta que sumaron en comisiones a la Ley consiste en que las empresas informen a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) si se está generando una práctica desleal en su sector.

“Además, la comisión podrá vigilar la actividad en estados y municipios cuando en estos lugares se apliquen medidas que vayan en detrimento de los consumidores”, añadió.

Larios consideró que el apartado 254 bis no es agresivo, como dijeron representantes de la iniciativa privada, pues permite el pago de una fianza si se encuentra que incurrieron en colusión o monopolio.

“La ley fue aprobada por mayoría. Sólo cuatro del Partido del Trabajo votaron en contra, por lo cual es algo que se trabajó, se analizó y se pensó por el bien de los consumidores mexicanos”, remarcó.

En una discusión de casi cinco horas, los senadores desahogaron en lo particular al menos 40 reservas del PAN y del PRD.

A pesar de las ‘choques’ en puntos específicos, al final se avaló la reforma, misma que fue enviada por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 19 de febrero al recinto legislativo de Sán Lázaro, que fue la cámara de origen.

DA ‘COLMILLOS’ A LA COFECE

Analistas y académicos consideran que con la aprobación de la Ley de competencia económica se dotó de más ‘colmillos’ a la Cofece, el organismo antimonopolios.

Entrevistados por separado, los especialistas coincidieron en que las modificaciones que realizó el Senado de la República a la minuta enviada por los diputados fueron mínimas, por lo que se podrá hacer ‘persecuciones’ a los agentes económicos.

Los legisladores no modificaron los artículos 52 y 94 de la nueva Ley de competencia, que eran los puntos esenciales en la norma.

Fernando Sánchez, consultor legal económico y expresidente de la desaparecida Comisión Federal de Competencia (CFC), comentó que el mantener sin definir los temas que tienen que ver con los términos de ‘insumos esenciales’ y ‘facultades incrementales’ da paso libre a poder sobreregular la actividad de las empresas.

“Los cambios esenciales que esperábamos nunca llegaron, por lo cual las empresas tendrán que analizar sus oportunidades y de qué manera defenderse”, explicó.

Por su parte, Miguel Flores Bernés, excomisionado de la extinta CFC, expuso que incluso se da paso a ‘persecuciones’ judiciales a empresas que estén bajo sospecha de realizar actividades anticompetitivas.

“El simple error que pueda ocurrir en un intercambio de información entre competidores puede ser suficiente para aplicar un castigo, que en algunos casos puede llegar a ser cárcel”, agregó.

Lucía Ojeda, directora de Análisis regulatório de SAI Consultores, comentó que a pesar de esto, se da paso a una ley más equilibrada que la presentada por el Ejecutivo, por lo que también se espera que los mecanismos de contrapeso favorezcan a las empresas