Empresas

Levantan el edificio
más alto del DF
en una casona de 1929

Torre Reforma, que será construida en una casona que data de 1929, tendrá una inversión de 180 millones de dólares por parte de Fondo Hexa. Este será el edificio más alto de la Ciudad de México con 244 metros de altura.
Nallely Ortigoza
20 enero 2015 22:12 Última actualización 22 enero 2015 12:13
ME. Levantan edificio más alto del DF en casona de 1929.

No cuenta con columnas, está formada por dos losas y tirantes de acero. (Eladio Ortiz)

La ‘ampliación’ de una casona de 658 metros cuadrados dio pie a la construcción de la que será la torre más alta de la Ciudad de México, con 244 metros de altura y 82 mil metros cuadrados de construcción.

Aunque resulte difícil de creer, el permiso para construir Torre Reforma corresponde a la ampliación de una casa que data de 1929 y hoy catalogada por el INBA, aseguró Julieta Boy, gerente del proyecto.

El Fondo Hexa invierte 180 millones de dólares en esta torre, que encargó a LBR Arquitectos. El despacho tuvo que desplazar la casona 18 metros al norte en 2010 y desde entonces arrancó la construcción del edificio.

Sin embargo, el proceso se alargó por cambios en el diseño, así como una fachada que ‘gira’, lo que retrasó el proyecto, pues para los trabajadores fue complicado entender el concepto, explicó Boy.

Otro de los elementos distintivos de esta torre, que estará lista en septiembre de este año, es que a diferencia de prácticamente cualquier edificio de México, no tiene columnas en su sistema constructivo; en su lugar cuenta con dos placas de concreto de 1.20 metros de ancho y cimientos de 60 metros que se unen por tirantes de acero.

“No tiene una sola columna, son dos muros, lo que hace una estructura muy flexible”, comentó Boy.

En la construcción se usarán 11 mil toneladas de acero y cuando esté lista, sus 57 niveles, 27 elevadores y área comercial pesarán 82 mil toneladas.

El edificio contará con ocho sótanos de estacionamiento para 600 autos, además de cuatro robots que acomodarán otros 400 vehículos.

El avance de la obra es de 75 por ciento, con 42 pisos construidos de los 57 que tendrá en total.

La altura del edificio le exige altos estándares de seguridad en sismos, destacó Boy, por lo que se instalaron cuatro articulaciones sísmicas que funcionarán como amortiguadores y en los muros se hicieron grietas en forma de ‘tetris’, que ayudarán a liberar energía en caso de que uno de estos fenómenos ocurra.

Además, se instaló un sistema de evacuación en el que los inquilinos pueden permanecer hasta tres horas en una zona de refugio, cercana a los elevadores y estos operan en modo de emergencia, recogiendo a personas en cada piso, destacó Boy.

Actualmente, el proyecto tiene una precertificación LEED Platino, debido a elementos sustentables como iluminación natural, una planta de tratamiento de agua y cristales inteligentes que reducirán el calor del sol.