Empresas

Lego llega a era digital con serpiente robótica

10 febrero 2014 4:20 Última actualización 13 octubre 2013 5:0

[El R3PTAR es una de las nuevas apuestas de Lego. ] 


 
 Bloomberg
 
Los admiradores de Lego ya no temen que el gato o el perro derriben sus construcciones. Cuando mascotas molestas u otras plagas se acerquen demasiado, pueden alejar al intruso con una de sus creaciones de ladrillos plásticos.

El R3PTAR, una serpiente robótica de LegoA/S, puede programarse desde un teléfono inteligente con una aplicación para atacar gatos, perros y hermanos, o simplemente para que se deslice por el suelo y les dé ocasión de perseguir algo. La serpiente, que está equipada con colmillos y una mandíbula mecánica móvil, hasta podría asustar a perros valientes, gatos y hermanos menores fastidiosos.

R3PTAR es una de las nuevas creaciones de la compañía fabricante de juguetes de Dinamarca, que apuesta así por seguir teniendo relevancia en la era de Internet. La ampliación de la línea de productos para atraer a usuarios mayores con juguetes más complejos contribuye a que Lego crezca con más rapidez que competidoras como Mattel Inc. y Hasbro Inc.

El éxito de Lego reside en la adopción de lo digital, dijo el máximo responsable de marketing, Mads Nipper, en su oficina llena de juguetes de la sede de la compañía en Billund, Dinamarca. Como prueba, destaca que los sitios web de Lego reciben 20 millones de visitas mensuales y que sus socios licenciatarios han vendido más de 100 millones de videojuegos.

La compañía fabricante de juguetes ha avanzado mucho desde los días en que producía yo-yos, patos y camiones de bomberos de madera. La empresa aún se encuentra bajo el control de la familia del carpintero Ole Kirk Kristiansen, que la fundó en 1932. La familia también es propietaria de parte de Merlin Entertainment Group Ltd., dueña de los parques temáticos Lego.

El R3PTAR forma parte de un juego de 601 piezas que se lanzó el mes pasado que comprende ladrillos programables, sensores, software y motores. El juego, conocido como EV3, cuesta 350 dólares y es la tercera versión de la serie Mindstorms, que se lanzó en 1998. Comprende planes para cinco robots que caminan, hablan y piensan, entre ellos la serpiente, y el EV3RSTORM, caracterizado por una cresta.
 
La mordedura del R3PTAR

“Son robots con actitud”, dijo el diseñador de producto Lars Joe Hyldig, quien dedicó unos tres años a su desarrollo.

Si bien son lo suficientemente simples para que los niños de 10 años puedan construirlos, Lego dice que muchos adultos compran Mindstorms para sí.
“Quiero comprarlos para mis sobrinos y ‘ayudarlos’ a armarlos”, escribió el admirador Tom Cullen en Twitter el 1 de septiembre.