Empresas

Las 5 mayores fusiones y adquisiciones de 2013

01 febrero 2014 3:5 Última actualización 15 enero 2014 5:2

 [La más destacada e históricamente más alta por su monto para un corporativo mexicano fue la venta del 50% de Grupo Modelo a AB InBev por 20 mmdd / Bloomberg]


 
 
Ana Valle
 
El año pasado las mayores fusiones y adquisiciones donde participaron empresas mexicanas se concentraron en el sector de alimentos y bebidas, destacando el cierre de la venta de Grupo Modelo y la adquisición de la embotelladora brasileña Spaipa por parte de Coca Cola Femsa.
 
Al finalizar 2013 el monto total de las concentraciones y compras ascendió a 44 mil 773 millones de dólares, cifra que superó en 180 por ciento al monto registrado en 2012 por 16 mil 45 millones, de acuerdo con la firma Transactional Track Record (TTR).
 
De igual modo en el año que recién terminó se concretó la fusión entre Afore Bancomer y Afore XXI Banorte, así como la adquisición de la empresa española de transporte Avanza por parte de Grupo ADO. Otra operación relevante fue la de Campofrío, que pasó a manos de la mexicana Sigma Alimentos.
 
A estas cinco siguieron en tamaño la venta del 50 por ciento de Office Depot México y Vips, a Grupo Gigante y Alsea, respectivamente.
 
La más destacada e históricamente más alta por su monto para un corporativo mexicano fue la venta del 50 por ciento de Grupo Modelo a AB InBev por 20 mil 100 millones de dólares, a la que se sumaron la enajenación de dos de filiales de Modelo: Compañía Cervecera de Coahuila y Crown Imports por 2 mil 900 y mil 850 millones de dólares, respectivamente.
 
“La desaceleración económica ha sido uno de los factores determinantes del mercado transaccional mexicano. En 2013 el fuerte salto en el monto se debió al cierre de la operación de Grupo Modelo con AB InBev”, dijo Leticia Garín, analista para Latinoamérica de TTR.
 
Saúl Villa, socio de fusiones y adquisiciones de KPMG, explicó que a escala local, en las operaciones entre empresas mexicanas influyó el retraso en la presentación de las reformas fiscal y energética, siendo los sectores más destacados el de alimentos y bebidas. “Hay que tener en cuenta que el número de transacciones cross-border (aquellas que se realizan con empresas extranjeras) ha aumentado considerablemente, México es un mercado atractivo para las economías europeas que tratan de crecer en mercados con mejores expectativas económicas. México también ha encontrado en el exterior un mercado con precios más bajos y buenas oportunidades”, dijo Garín.
 
Este fue el caso de Coca Cola Femsa, que en el tercer trimestre del año anunció la compra de la embotelladora brasileña Spaipa por un monto de mil 855 millones de dólares, operación que le permitirá a la mexicana alcanzar el 39 por ciento del volumen del sistema Coca Cola en Brasil.
 
El segmento de alimentos del conglomerado Alfa anunció a finales del 2013 la adquisición de la firma española Campofrío en una transacción valuada en alrededor de 970 millones de dólares. José María Flores, analista de Ve por Más, espera que Sigma realice una oferta pública de acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) de la cual se podrían recaudar alrededor de 14 mil millones de pesos, con lo que fondearía la adquisición de Campofrío.
 
Alsea hará lo propio, pues buscará colocar capital para cubrir el importe de 634 millones de dólares en que se pactó la compra de Vips a Walmart de México. En tanto, Grupo Gigante adquirió el 50 por ciento que no tenía de Office Depot México por importe de 651 millones de dólares. Para liquidar el crédito puente que contrató para esta operación ya alista una oferta secundaria de acciones de Office Depot México.
 
Villa anticipó que los siguientes años serán muy dinámicos para el mercado transaccional mexicano y que volverán a destacar los sectores de alimentos y bebidas, financiero y de seguros, además de bienes raíces, de la mano del crecimiento de los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras).
 
“En México estamos comenzando a ver un ciclo alcista, lo que vemos es que los siguientes años van a ser muy activos y con mucha presencia internacional. México está siendo un foco de atención muy relevante para el mundo, tiene fundamentales claros que están viendo los corporativos y fondos de capital privado”, añadió Villa.
 
Mexicanas que vendieron a extranjeras
 
No sólo las empresas mexicanas encontraron oportunidades de expansión mediante la adquisición de foráneas, de igual modo algunas realizaron ventas a empresas extranjeras como fue el caso de Casa Saba y Grupo Carso. El analista de KPMG reconoció que en algunas ocasiones este tipo de operaciones responden a épocas de crisis en que las empresas requieren recursos y en otros para concentrarse en su negocio principal. Casa Saba vendió su negocio de distribución de productos farmacéutico a dos fondos de inversión estadounidenses por 346 millones de dólares Mientras que Grupo Carso decidió vender el 20 por ciento con que participaba en la empresa de tabaco Phillip Morris México, por 703 millones de dólares.