Empresas

Larga distancia y triple play ‘dan vida’ a la telefonía fija

Aunque la telefonía y el internet móvil crecen más rápido, las líneas fijas se mantienen, pues las telefónicas como Telmex, Axtel o Megacable han impulsado sus servicios de triple play y larga distancia para atraer y mantener clientes.
Ana Martínez
18 diciembre 2014 19:47 Última actualización 19 diciembre 2014 4:55
Módulo especial teléfono.

Módulo especial teléfono.

Cuando suena el teléfono fijo en la casa de Karla Suárez, lo más seguro es que la llamada provenga de un call-center de un banco, para ofrecerle otra tarjeta de crédito, o de alguna empresa que quiere que conteste una encuesta. “Casi nadie más llama a este número”, dice mientras mira de reojo la pantalla de su smartphone.

Suárez utiliza la línea de telefonía fija que tiene contratada para hacer llamadas de larga distancia y la conserva porque es parte de un paquete de servicios de triple play, que también incluye internet de banda ancha y televisión de paga, por los cuales paga 540 pesos mensuales.

La telefonía fija alcanzó un máximo histórico de 20 millones 660 mil usuarios en marzo de 2009 y se mantuvo estable hasta el último cuarto de ese año, cuando tuvo su punto de inflexión. A partir de enero de 2010 hasta septiembre de ese año, el mercado presentó las peores caídas, a una tasa de 5.1 por ciento trimestral, con lo que se perdieron un millón 110 mil líneas telefónicas conectadas.

Posteriormente, entre el primer trimestre de 2012 y el segundo trimestre de 2013 vino un repunte de líneas contratadas con crecimientos promedio del 2.7 por ciento y el mercado volvió a contar con más de 20 millones de usuarios, al tiempo que Telmex comenzó a ofrecer servicios empaquetados de internet de banda ancha y teléfono fijo y sus competidores brindaron ofertas de triple play agresivas.

Según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), actualmente hay en México 19 millones 500 mil clientes de telefonía fija, de los cuales 15 millones 384 mil tienen una suscripción a televisión por cable y 13 millones 537 mil tienen internet fijo o ambos.

En contraste, hay 102 millones 500 mil líneas móviles en el país, de las que 37 millones tienen contratado un servicio de internet móvil.

Andrés Audiffred, analista de Telecomunicaciones de Ve por Más, dijo que los consumidores buscan que los proveedores les ofrezcan estos tres servicios empaquetados, en lugar de tener que lidiar con distintas compañías. “La televisión de paga y el internet de banda ancha son los servicios ancla”, apuntó.

En tanto, la larga distancia también ha sido un driver de la telefonía fija. Del tercer trimestre del 2013 al segundo cuarto del 2014, el tráfico en minutos de larga distancia nacional e internacional de salida tuvo aumentos del 5.9 por ciento y 3 por ciento, respectivamente, los cuales se explican por tarifas a la baja en estos servicios.

El 58 por ciento de los usuarios de telefonía móvil gasta cerca de 100 pesos mensuales, mientras que una línea fija representa costos de 70 pesos por 100 llamadas locales al mes, más los paquetes de minutos para llamar a móviles.

Gonzalo Rojón, socio director de The Competitive Intelligence Unit, explicó que los servicios de telefonía fija no presentarán desconexiones abruptas en los próximos años, pues los móviles aún no son un sustituto perfecto de este servicio.

“Las telecomunicaciones en México siguen siendo muy caras, la gente usa sus líneas fijas para hacer llamadas de larga distancia, y las desconexiones se disminuyen por los servicios empaquetados”, dijo.

En Estados Unidos, el empaquetamiento de servicios es también una estrategia de las compañías para retener a los usuarios. En el caso de AT&T, el segundo mayor operador en el mercado estadounidense, el 97 por ciento de los clientes de sus servicios de video tienen telefonía o banda ancha fija y una línea móvil en una misma suscripción. Estos paquetes representan el 64 por ciento de los ingresos por consumo, de acuerdo con su reporte financiero del tercer trimestre de 2014.

Da clic en la imagen para agrandarla

“triple