Empresas

La ropa sucia ya no
se lava en casa

Ante la inconformidad con los servicios de lavandería en el DF, hace dos meses Paulina Arreola fundó Lavadero, un servicio de logística en el que recogen la ropa sucia y la entregan limpia a sus clientes en 24 horas. 
Stephanie Cuevas
24 junio 2014 18:48 Última actualización 25 junio 2014 5:0
Lavadero 000

El objetivo de la empresa es que sus clientes ahorren tiempo, electricidad y agua. (Cortesía Lavadero)

Lavadero más que una lavandería es una startup de logística que ofrece el servicio para recoger su ropa sucia y entregársela limpia y doblada en 24 horas.

“Más que una compañía de lavandería, somos una empresa de logística y el reto de la Ciudad de México no es lavar la ropa, sino cómo te lo entrego cuando tú lo necesites y donde tú quieras”, señaló Paulina Arreola, fundadora de Lavadero.

La empresaria vivió un tiempo en San Francisco, Estados Unidos, donde existe un servicio similar; a través de su celular hacía el pedido, llegaban a su casa, sólo tenía que poner en una bolsa de la empresa su ropa y al día siguiente ya estaba limpia.

A partir de esta idea y de la necesidad de un mejor servicio en donde se ofrecieran mayores garantías y la entrega a domicilio no tardara tanto, surgió la microempresa.

“Nuestra empresa arrancó hace dos meses, entendí que había gente como yo (inconforme con los servicios actuales) y sabemos que hay mucha gente con ropa sucia, es por eso que decidimos abrir Lavadero”, dijo Arreola.

Diariamente, la microempresa recibe entre 10 y 15 clientes, los cuales lavan en promedio 8 kilos cada uno, pero hay personas que pueden lavar hasta 20 kilos en un solo pedido; con lo que pueden llegar a facturar a la semana hasta 10 mil pesos.

Para poner en marcha el proyecto, Arreola comenzó por diseñar la página de internet e hizo una prueba con varías lavanderías, mandando su propia ropa a lavar, encontró una en donde sus prendas quedaron perfectas, habló con los dueños y así inició. Ahora está asociada con cinco lavanderías y su equipo está conformado por su socia Ellen Dudlet y cinco repartidores.

“El objetivo de Lavadero es que nuestros clientes puedan ahorrar electricidad y agua, pero sobre todo tiempo para que ellos puedan dedicarse a otras cosas”, dijo Arreola.

El 65 por ciento de los clientes de Lavadero son mujeres, la mayoría tiene hijos pequeños; otros usuarios del servicio son profesionistas jóvenes enfocados en su trabajo; la edad promedio son 30 años.

El servicio que incluye Lavadero es lavado, secado y doblado de la ropa, incluyendo la entrega. El precio por kilo de ropa es de 26 pesos.
La empresa cuenta con servicio en las delegaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Benito Juárez.


No es necesario que los clientes separen la ropa, el servicio de Lavadero se encarga de eso y si tienen alguna petición de cuidados especiales, lo pueden agregar al hacer su pedido.

ASÍ FUNCIONA

1   A través de su página de internet usted proporciona la fecha, hora y dirección de donde quiere que pasen por su ropa sucia.

2   Uno de los ciclistas de Lavadero pasará a su casa u oficina por la ropa, dentro de la bolsa de la empresa.

3   Después de haber entregado las prendas recibirá un correo con el total a pagar, el pago puede realizarlo con su tarjeta de crédito o débito o con PayPal.

4   En 24 horas recibirá su ropa lavada y doblada.