Empresas

La Pyme mexicana
‘mete turbo’ y es proveedora de Boeing

Especialistas en Turbopartes es la primera empresa con capital 100% mexicano que ha incursionado en el sector aeronáutico. Produce refacciones de turbomaquinaria y turbinas de vapor de baja potencia, así como comprensores centrífugos y rotores.
Francisco Flores
01 abril 2014 21:58 Última actualización 02 abril 2014 5:0
Turbopartes

(Francisco Flores)

La empresa mexicana Especialistas en Turbopartes nació en 1991 en las instalaciones de un establo, en el barrio San Roque de la ciudad de Querétaro, con un torno de medio metro de volteo, que operaba una persona.

En la actualidad emplea a más de 80 personas, que producen refacciones de turbomaquinaria y turbinas de vapor de baja potencia, así como comprensores centrífugos y rotores.

Es la primera pequeña empresa queretana con capital 100 por ciento mexicano que ha incursionado en la proveeduría del sector aeronáutico y tiene como cliente principal a la empresa Boeing, informó Jatziri Barrios, directora de Proyectos Aeroespaciales de la empresa.

Su actividad inició con servicios para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad.

Las ventas de esta Pyme en la división aeronáutica crecen entre 45 y 50 por ciento anualmente.

Su primera venta fue por 15 mil dólares y en 2014 espera cerrar con casi un millón de dólares, sólo en este segmento.

En 2009 incursionó en la industria aeronáutica, convirtiéndose en la única empresa en México que está manufacturando carriers para trenes de aterrizaje de aviones Boeing 737 y 767.

El 90 por ciento del producto aeronáutico se exporta a Canadá, somos una empresa que estamos como TR3 (Tier, proveedor en la cadena de suministro), pero la meta es convertirnos este año en TR1”, señaló la directiva.

Como TR3, fabrica sus piezas para la empresa Goodrich Landing Gear, a través de Noranco.

“(El mercado aeronáutico) es muy exigente, no ha sido fácil, nos tomó tres años entrar a esta industria, se requiere infraestructura, certificaciones, ingenieros y técnicos capacitados y familiarizados con el sector”, comentó Barrios.

Especialistas en Turbopartes es la única Pyme 100 por ciento mexicana del sector aeronáutico, porque hay otras pequeñas empresas mexicanas que han crecido en sociedad con un holding que cuenta con infraestructura mayor o mediante la compra que hace una empresa internacional de una Pyme mexicana, aclaró Barrios, en entrevista.

El reto de la empresa, dijo, es crecer en infraestructura, personal y capacitación.

“Es muy caro y muy tardado preparar a una persona con el fin de emplearla en el sector aeronáutico, a pesar de que muchos de ellos provienen de la Universidad Aeronáutica en Querétaro”, consideró Barrios.

EL PRIMER CONTRATO

Especialistas en Turbopartes en su división aeronáutica tiene firmado un contrato para los próximos 4 años con un valor de 3.5 millones de dólares con Noranco.

“Es el primer contrato obtenido, pero de ahí hay posibilidades de hacerlo crecer, además de que ya estamos negociando con un segundo cliente para fabricar anillos de turbinas de aviones, con una empresa de capital estadounidense, pero por motivos de confidencialidad no se puede revelar el nombre. Además ya estamos en la mira de dos clientes para fabricar otro tipo de piezas también para trenes de aterrizaje y motores de avión”, reveló la directiva.

Para incursionar en el sector, dijo, se contrataron los servicios de una empresa canadiense consultora en la materia, para obtener las certificaciones y familiarizarse con los procesos.

En la segunda etapa, un ingenidero de Goodrich Landing Gear los apoyó en planta.