Empresas

Ésta es la leche australiana que revoluciona el universo de los lácteos

La empresa a2 Milk conquista internacionalmente gracias a su producto, que proviene de vacas que producen sólo la proteína beta-caseína de tipo A2.
Bloomberg
01 marzo 2016 9:53 Última actualización 01 marzo 2016 13:29
a2 Milk Co (Bloomberg)

a2 Milk Co se produce en Australia. (Bloomberg)

Para Gillian Fyvie, un chorro de leche en su cereal normalmente traía aparejados dolor de estómago, inflamación y la lengua hinchada. PEro ya no desde que cambió de marca.

Los síntomas de Fyvie desaparecieron, no con lácteos a base de soja, orgánicos o incluso sin lactosa, dice, sino con un tipo de leche de vacas de a2 Milk Co.

La compañía con sede en Sídney está conquistando internacionalmente seguidores de sus productos, desarrollados a partir de la premisa de que la leche que consume la mayor parte del mundo industrializado desde hace generaciones está causando de todo, desde incomodidad digestiva hasta diabetes.

“La probé suponiendo que me daría alergia”, dijo la enfermera de 30 años de Inverness, Escocia. “No reaccioné. Me encanta. Trataré usarla para preparar crema helada, o incluso yogur, quizá”.

Desde su debut en 2003, a2 Milk ha desafiado el sentido común en el negocio minorista lácteo, acaparando casi 10 por ciento del mercado de leche fresca en Australia con un producto que se vende a unos 2.80 dólares australianos por litro (cerca de 2 dólares estadounidenses el cuarto), más del doble del precio de la leche normal de marca propia.

El mes pasado, la empresa elevó su pronóstico de ganancias y predijo que los ingresos podrían avanzar 126 por ciento hasta 350 millones de dólares de Nueva Zelanda (unos 230 millones de dólares estadounidenses) en el año que cierra el 30 de junio.

A1 CONTRA A2

La diferencia es que los productos de a2 Milk provienen de vacas lecheras que producen sólo la proteína beta-caseína de tipo A2, mientras que la mayoría de los productos lácteos contiene ambas, A2 y A1.

Las ventas de la empresa de leche fresca, leche en polvo, crema helada y otros productos lácteos libres de A1 aumentaron 80 veces la ganancia del primer semestre y permitieron a a2 Milk financiar una incursión en el mercado chino en auge de 19 mil 900 millones de dólares para leche infantil.

Fundada en el año 2000 por el científico neozelandés Corran McLachlan y el productor agrícola multimillonario, Howard Paterson, el valor de mercado de a2 Milk ha crecido más de tres veces hasta mil 200 millones de dólares neozelandeses en los últimos 12 meses.

La compañía, que todavía mantiene una oficina en Auckland, entró en el Reino Unido en 2012 y el año pasado se extendió a los Estados Unidos.

En Australia, donde los productos a2 Milk se venden en todas las grandes cadenas de almacenes y en más de 140 cafés, las acciones avanzaron 189 por ciento hasta mil 635 dólares australianos desde que comenzaron a negociarse en Sídney hace menos de un año.

Además de ser de lejos la empresa con mejor desempeño en el índice S&P/NZX 50 de Nueva Zelanda, a2 Milk ha superado un indicador de los grandes productores mundiales de lácteos.

“En Australia, a2 se ha vuelto popular”, dijo Oyvinn Rimer, analista de investigación en Harbour Asset Management en Wellington que tiene apenas por debajo de 5 por ciento de capital accionario de a2 Milk.

“Consumidores muy sofisticados están comprando el producto. Lo consideran mejor para ellos y están dispuestos a pagarlo”.

A2 Milk ha superado las ventas de leche orgánica en Australia, dijo Michael Harvey, analista senior en el área de lácteos en Rabobank International en Melbourne. Su expansión es particularmente notable teniendo en cuenta la respuesta competitiva de las compañías lácteas establecidas, dijo.

: