La demanda de oficinas crece 30% tras sismo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La demanda de oficinas crece 30% tras sismo

COMPARTIR

···
Empresas

La demanda de oficinas crece 30% tras sismo

El mercado inmobiliario está muy activo desde el terremoto del 19 de septiembre, ya que muchas empresas sufrieron daños en las estructuras de los edificios donde laboraban por lo que buscan mudarse a Reforma, Insurgentes y Periférico-Lomas.

Francisco Hernández
06/10/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El mercado de oficinas de la Ciudad de México registró un impacto favorable luego del sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre.

En las últimas dos semanas la demanda de espacios de oficinas clase A se incrementó entre 30 y 40 por ciento, respecto a septiembre del año pasado, revelan datos de Coldwell Banker México.

Lo anterior se dio como resultado de las afectaciones que registraron algunos inmuebles ocupados por empresas y el temor de las compañías por volver a los edificios antiguos donde tenían sus operaciones.

“Ha habido mucho movimiento en el segmento de oficinas, porque muchas empresas desafortunadamente sufrieron daños en las estructuras de los edificios donde laboraban. Esto está afectando de manera positiva, ya que el mercado inmobiliario está muy activo”, dijo Fernanda Trillo, vicepresidente de Coldwell Banker Commercial.

De acuerdo con información de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), alrededor de 30 por ciento de los más de 3 mil 800 inmuebles afectados en la Ciudad de México podrían ser oficinas.
El aumento en la demanda se registraría principalmente en corredores como Reforma, Insurgentes y Periférico-Lomas.

“Se van a ver muy beneficiados Reforma, Insurgentes y Santa Fe. Todo lo que sería el corredor Periférico-Lomas también se verá beneficiado”, anticipó Víctor Lachica, CEO de Cushman & Wakefield México.

Héctor Klerian, director de JLL México, explicó que los inmuebles más beneficiados por el alza son los edificios clase A -los cuales son más nuevos y están mejor equipados-, pues generan más confianza en términos de seguridad.

En contraste, las zonas que se verán más afectadas son aquellas donde hay edificios más viejos.

“(En) Insurgentes Centro y La Condesa la demanda pudo haber bajado alrededor de 20 por ciento”, puntualizó Klerian.

Según estimaciones de la firma de corretaje Cushman & Wakefield, para el cierre de este año se espera una demanda adicional de entre 200 y 250 mil metros cuadrados de oficinas en la capital del país, lo que significa un incremento de alrededor de 18 por ciento con respecto a las proyecciones originales.

,,