Empresas

La Ciudad de México requiere un aeropuerto de clase mundial: Imco

El Instituto Mexicano para la Competitividad señaló que el aeropuerto capitalino tiene deficiencias con respecto a capacidad, infraestructura y movimiento de pasajeros, por lo que puede limitar el crecimiento económico del país.
Notimex
28 agosto 2014 14:5 Última actualización 28 agosto 2014 14:5
Terminal 2 del Aeropuerto Internacional Benito Juárez. (Cuartoscuro/Archivo)

AICM

La saturación del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) puede limitar el crecimiento económico del país, por ello la importancia de un nuevo aeropuerto de clase mundial, sostuvo el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

En un análisis, el instituto afirmó que desde 2012 el aeropuerto capitalino alcanzó el máximo de capacidad en horas pico de mañana y noche, y para 2015 no podrá atender la demanda total de vuelos y habrá pasajeros que no podrán volar.

Refirió que la industria aeronáutica se ha convertido en un impulsor del comercio y del turismo que representa 3.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y genera 58 millones de empleos.

Asimismo, subrayó que para un país como México, número 44 en competitividad de viajes y turismo, el potencial que representa la industria aeronáutica es enorme y debe forzosamente aprovecharse.

De acuerdo con el instituto, el AICM transporta a 34 por ciento del total de pasajeros y mueve 54 por ciento de la carga total en el país, por lo que a pesar del inicio de operaciones de la Terminal 2 en 2007 “la capacidad del AICM es insuficiente para enfrentar los retos del siglo XXI”, indicó.

El Imco mencionó que la terminal aérea capitalina tiene sólo 56 posiciones de contacto fijas mientras que los aeropuertos con mayor movimiento tienen más de 100.

Además, mueve menos pasajeros que aeropuertos de ciudades mucho más pequeñas (Melbourne, Boston, Filadelfia) o con ingresos más bajos (Mumbai, Manila, Shenzen).

De acuerdo con el organismo, el AICM representa 0.6 por ciento de la carga que se mueve en los 55 mejores aeropuertos del mundo, y la calidad del servicio ha disminuido, pues su calificación a nivel global cayó del lugar 124 al lugar 138, de 2009 a 2010.

Aseguró que desde 2012 se alcanzó el máximo de capacidad en horas pico de mañana y noche, y la capacidad máxima actual es de 32 millones de pasajeros. En 2013 se movieron 31.5 millones.

Apuntó que los vuelos nacionales, de Norteamérica y Europa se retrasan en promedio 17, 14 y 23 por ciento, respectivamente, por motivos no atribuibles a las aerolíneas.

Asimismo, advirtió que para 2015 el AICM no podrá atender la demanda total de vuelos, por lo que habrá pasajeros que no podrán volar.

Indicó que el tráfico aéreo global duplica su tamaño cada 15 años y continuará haciéndolo. La saturación podría limitar fuertemente el crecimiento económico del país por cuatro vías.

Todas aquellas mercancías y pasajeros que no puedan ser atendidos por el AICM inevitablemente circularán por otros “hubs”, lo que representa un alto costo de oportunidad para México.

Refirió que “las demoras en los vuelos se traducen en una pérdida de productividad y la mala calidad del servicio disminuye el atractivo de la Ciudad de México como destino y afecta la imagen internacional de todo el país”.

El Imco afirmó que la saturación de la terminal aérea local impide la entrada de un mayor número de aerolíneas y merma la competencia del sector, lo que afecta a todos los mexicanos, al generar un aumento de los costos y obligarnos a permanecer secuestrados por la oferta actual.

“Tomando en cuenta todo lo anterior, la necesidad de construir un nuevo aeropuerto resulta innegable”, aseveró.

De acuerdo con un estudio sobre aeropuertos europeos, señala el organismo, se calcula que una terminal nueva crea 950 empleos directos por cada millón de pasajeros; genera 2 mil 100 empleos indirectos por cada mil empleos directos en el aeropuerto, y aumenta entre 1.4 y 2.5 por ciento el PIB nacional, sin tomar en cuenta el turismo.