Empresas

Kraft Heinz cerrará siete plantas y recortará 2,600 empleos en EU y Canadá

El plan es parte de la estrategia de reducción de costos luego de la fusión anunciada en marzo de este año, la cual planea tener 41 instalaciones y una plantilla de 18 mil empleos en el area de Norteamérica.
Redacción
04 noviembre 2015 20:6 Última actualización 04 noviembre 2015 20:20
Dos de los productos más representativos de Kraft Heinz en Estados Unidos y Canadá. (Reuters)

Dos de los productos más representativos de Kraft Heinz en Estados Unidos y Canadá. (Reuters)

IOWA.- Kraft Heinz cerrará siete plantas en Estados Unidos y Canadá en los próximos dos años como parte de un plan que eliminará dos mil 600 empleos —aproximadamente 14 por ciento de su fuerza laboral fabril en Norteamérica—, informó el miércoles la compañía recién fusionada.

La empresa indicó que va a cerrar plantas en Fullerton y San Leandro, California; en Federalsburg, Maryland; St. Marys, Ontario, Canadá; Campbell, Nueva York; Lehigh Valley, Pennsylvania; y Madison, Wisconsin. Los cierres serán por etapas en un plazo de 12 a 24 meses.

Kraft Heinz dijo que también cerrará su planta procesadora de carnes en Davenport, Iowa, y trasladará la producción a una nueva planta ultramoderna que será construida en el Eastern Iowa Industrial Center en unos dos años, en donde planea rescatar poco más de 400 empleos. Parte de la producción de queso de la compañía será trasladada de Champaign, Illinois.


La compañía, con sedes Chicago y Pittsburgh, fue formada con la fusión de Kraft y Heinz este año en una operación valuada en 46 mil millones de dólares, concentra sus operaciones en el área de Norteamérica (Canadá y Estados Unidos), por lo que el anuncio del cierre de plantas no traerá beneficios a la producción en México, en donde Mondelez International se encarga de la comercialización y producción de algunos productos de la marca Kraft.

Tras el cierre de las plantas, Kraft Heinz tendrá 41 instalaciones en Norteamérica con unos 18 mil empleados. Cuando se fusionaron, tenían una plantilla laboral conjunta de 46 mil empleados.

"Nuestra decisión de consolidar la manufactura en la red de Kraft Heinz en Norteamérica es un paso crucial en nuestro plan de eliminar capacidad excesiva y reducir las redundancias operacionales para la nueva compañía", dijo Michael Mullen, vicepresidente de asuntos corporativos y gubernamentales, en una declaración.

La producción en las siete plantas que cerrarán se mudará a otras fábricas de la firma en América del Norte en los próximos dos años.

"Esto va a hacer a Kraft Heinz más competitiva globalmente y acelerará más el crecimiento futuro de la compañía", dijo. "Hemos llegado a esta decisión difícil pero necesaria tras explorar exhaustivamente opciones alternativas". (Elaborada con información de AP y Reuters)