Empresas

JBS vende activos para salvarse en Brasil

La compañía quiere recaudar mil 800 millones de dólares para disminuir el impacto causado por su relación con el caso contra el presidente Michel Temer.
Bloomberg
21 junio 2017 9:41 Última actualización 21 junio 2017 9:42
JBS (reuters)

JBS (reuters)

JBS, el productor de carne más grande del mundo, planea recaudar unos 6 mil millones de reales (mil 800 millones de dólares) a través de la venta de activos, en tanto busca aliviar la preocupación de los acreedores después de verse envuelta en la última crisis política de Brasil.

JBS, que tiene su sede en São Paulo, anunció que se desprenderá de las participaciones en un proveedor lácteo brasileño y un productor de pollos del Reino Unido, así como de instalaciones pertenecientes a Five Rivers Cattle Feeding, la empresa de alimentación de ganado más grande del mundo.

La medida se produce dos semanas después de que la firma acordó vender las empresas de carne de res en Paraguay, Argentina y Uruguay a Minerva, su mayor rival local, por 300 millones de dólares.

La reducción de JBS sigue al acuerdo que alcanzó en mayo la matriz J&F Investimentos, bajo el cual pagó una multa récord de 3 mil 140 millones de dólares como parte de un arreglo judicial por sobornos y otros delitos.

El reconocimiento de los propietarios de J&F, los hermanos Wesley y Joesley Batista, de que estaban involucrados en sobornar a más de mil 800 políticos, provocó una liquidación de activos brasileños y desencadenó una convulsión política que sigue poniendo en peligro el futuro del presidente Michel Temer.

A pesar del acuerdo de indulgencia, los inversores siguen preocupados. La policía federal registró la sede de JBS este mes en relación con acusaciones de abuso de información privilegiada, lo que hizo que las acciones y los bonos de la compañía sufrieran una baja. S&P Global Ratings la semana pasada rebajó su calificación crediticia por segunda vez en el año, haciendo referencia a una conducción empresarial débil y una menor flexibilidad financiera.

El producto de las ventas planeadas de activos de JBS equivale a la parte de su deuda de corto plazo que no estaba cubierta por sus tenencias de efectivo al final del primer trimestre. La compañía tenía alrededor de 17 mil 900 millones de reales en deuda con vencimiento a corto plazo a fines de marzo y 10 mil 700 millones de reales en efectivo y equivalentes, según datos compilados por Bloomberg.

"Este es el enfoque proactivo y, en cierta medida, reactivo de JBS para estructurar mejor su estructura de negocios y capital a la luz de las investigaciones actuales y las posibles multas", dijo la analista de UBS, Lauren Torres.

Las ventas de activos constituyen un revés a la expansión de una década emprendida durante la gestión de los Batista. La chilena Celulosa Arauco y Constitución la informó semana pasada que estaba evaluando una oferta por Eldorado Brasil Celulose, rival controlado por J&F. El holding de Batista busca captar al menos 8 mil millones de reales a través de las ventas de activos, según S&P.

Las acciones de JBS cayeron 5.4 por ciento a 6.01 reales en São Paulo, el precio de cierre más bajo desde el 22 de mayo.