Empresas

JBS comprará unidad avícola de Marfrig por 2,750 mdd

12 febrero 2014 4:22 Última actualización 10 junio 2013 11:50

 [Bloomberg]   


Reuters
 
SAO PAULO.- La compañía brasileña JBS, el mayor productor de carne del mundo, comprará la unidad de aves y cerdos de Marfrig por 2,750 millones de dólares (mdd) en deuda, un negocio que amplía su menú y arroja un salvavidas a su atribulado rival.
 
La adquisición de Seara, la unidad de alimentos procesados de Marfrig Alimentos SA, convertirá JBS SA en uno de los principales productores de aves del mundo, dijo el presidente ejecutivo de JBS, Wesley Batista, en una conferencia de prensa en Sao Paulo.
 
La operación, que incluye también un negocio de cueros en Uruguay, llega tras un período de agresiva consolidación en la industria brasileña de proteínas financiada por créditos baratos del banco estatal de desarrollo BNDES, en un esfuerzo del Gobierno por crear los llamados 'campeones nacionales' para competir a escala global.
 
Aunque tanto JBS como Marfrig tomaron fuertes préstamos para financiar adquisiciones, Marfrig ha tenido más dificultades a la hora de reducir sus deudas, que rondan actualmente 6,100 mdd. 
 
"El negocio pone a la compañía en su mejor posición de deuda en los años recientes", dijo Sergio Rial, el presidente de Seara Brasil, en la misma conferencia de prensa.
 
Rial, que debe asumir como presidente ejecutivo de Marfrig en el 2014, dijo que la compra permitiría a Marfrig reducir su deuda en cerca de un 60% y 'prácticamente eliminar' su deuda bancaria.
 
Las acciones de Marfrig, que habían caído alrededor de un 12% este año por temores sobre la deuda, subieron tras el anuncio.
 
A las 1230 (1530 GMT) los títulos de Marfrig subían un 8.9% a 8.12 reales, mientras las de JBS caían un 7.29% a 6.61 reales, pues los inversores estaban preocupados por la capacidad de la empresa de absorber más deudas.
 
"La reducción de la deuda de Marfrig es positiva, pero, por otro lado, JBS se endeuda más", dijo Luis Gustavo Pereira, un estratega de Futura Corretora en Sao Paulo.
 
Pereira añadió que aunque el negocio aumentará la deuda de JBS, la empresa no está en niveles 'críticos' de endeudamiento como Marfrig.
 
La agencia calificadora Moody's Investors Service puso el mes pasado a Marfrig en revisión para una reducción del rating de crédito, diciendo que "la posibilidad de una violación de pacto en sus debentures no convertibles en el segundo trimestre del 2013 es alta en ausencia de la venta de activos".
 
De carne bovina a pollo 
 
JBS incursionó en el mercado brasileño de aves en mayo del 2012 con la compra de los derechos de explotación de Frangosul, una unidad local de la firma francesa de aves Doux. El negocio estaba principalmente dirigido al mercado de exportación.
 
JBS tiene también operaciones avícolas en Estados Unidos a través de Pride, una marca de Pilgrim, que adquirió en el 2009 por 800 mdd. 
 
La compra de Seara, valorada en 5.850 millones de reales, dará a JBS unos 10,000 millones de reales en ingresos anuales adicionales e impulsará su capacidad de producción de aves a unos 12 millones de animales por día, según el presidente Batista.
 
"Esto nos convierte en la segunda compañía procesadora de alimentos de Brasil y nos va a convertir en un líder global en aves", dijo Batista en la conferencia de prensa, añadiendo que JBS no está considerando otras adquisiciones por ahora.
 
A pesar de la compra, JBS estará detrás de BRF SA en la producción local de alimentos procesados.
 
La venta de Seara Brasil no incluye activos en el extranjero como las marcas Keystone y Moy Park de Seara Foods, la unidad de Marfrig que controla Seara Brasil.
 
El negocio reducirá considerablemente el tamaño de Marfrig. Las ventas de Seara Brasil subieron un 48% durante el primer trimestre hasta 2,050 millones de reales, representando un 30% de los ingresos totales de Marfrig.
 
Reuters reportó el sábado que ambas empresas estaban a punto de anunciar la venta de Seara a JBS. El domingo informó que la venta tendría un valor de entre 2,500 a 3,000 millones de reales.
 
Rial, el ejecutivo de Seara, dijo que esperaba recibir la aprobación de la agencia antimonopolio de Brasil, Cade, en un plazo de entre 30 y 60 días. Dijo además que era poco probable que Marfrig vendiera otros activos, por el momento.
 
El Cade aprobó en abril la compra por parte de JBS de Bertin y otros 11 frigoríficos de carne más pequeños, pero advirtió que vigilaría la participación de la empresa en el mercado de carne bovina de Brasil.
 
La adquisición de Seara podría no despertar el mismo tipo de temores del Cade, pues la unidad procesa principalmente aves y cerdo.