Empresas

Jack Ma abre su billetera en Europa, pero 'le hace el feo' a los europeos

El propietario de Alipay (aplicación de pagos a terceros) abrirá su billetera móvil para los viajeros chinos en Francia, el Reino Unido, Alemania e Italia, pero no ofrecerá sus servicios a clientes que no tengan procedencia china.
Bloomberg
08 agosto 2016 10:46 Última actualización 08 agosto 2016 10:49
Jack Ma, abre su cartera en Europa

Alrededor de 120 millones de turistas chinos viajaron el año pasado y gastaron un promedio de 875 dólares cada uno. (Bloomberg)

Jack Ma, empresario chino y presidente ejecutivo de Alibaba Group, le reservará un bolso en su tienda parisina favorita o le contratará un viaje en Roma, siempre y cuando usted no sea europeo.

Alipay, la mayor plataforma de pagos a terceros de China, afiliada a Alibaba Group Holding Ltd., de Ma, está firmando acuerdos con tiendas minoristas tradicionales en Europa para incrementar su oferta destinada a turistas y chinos que viven fuera de su país. Se propone agregar extras a su aplicación de billetera móvil para los viajeros chinos en Francia, el Reino Unido, Alemania e Italia, pero no tiene planes de ofrecer sus servicios a clientes que no tengan procedencia china.

“Europa es un destino popular para nuestros clientes chinos; por lo tanto, es un mercado importante para nosotros”, dijo en una entrevista Rita Liu, responsable de Alipay Europa, Oriente Medio y África. “Estamos buscando activamente socios en toda Europa –comerciantes que quieran atender a los turistas chinos o a los proveedores técnicos en lo que se refiere a pagos. Pero no tenemos planes de dirigirnos a los clientes europeos”.

En la capital francesa, Alipay mantuvo negociaciones con minoristas como Printemps, una de las tiendas de departamentos más grandes de la ciudad; también reveló un acuerdo la semana pasada para vender seguros de AXA SA a sus usuarios; y está trabajando con Wirecard AG de Alemania para respaldar el servicio de billetera móvil en 69 tiendas del Aeropuerto de Munich.

Alipay está en tratos con otros socios técnicos, minoristas y de pagos en Francia y Alemania, así como también en el Reino Unido e Italia, dijo Liu.

Esta estrategia transnacional imita la que Alipay –con 450 millones de usuarios– desplegó con socios estadounidenses. Ha reducido los acuerdos con empresas como Uber Technologies Inc., Airbnb Inc. y Macy’s Inc. para permitir que los clientes chinos paguen con la billetera Alipay, ya sea dando un toquecito en su teléfono en una caja registradora sin contacto o dejando que un cajero escanee el código de barras en la pantalla del móvil para cobrar a una cuenta registrada.

Esto pone de relieve que en materia de pagos, al igual que en otros sectores tecnológicos, es más lo que Europa y Estados Unidos necesitan a los clientes chinos que a la inversa, un reflejo de la enseñanza aleccionadora que representó el hecho de que Uber vendiera sus operaciones chinas a su rival local, Didi Chuxing.

Alrededor de 120 millones de turistas chinos viajaron el año pasado, y sus destinos más populares fuera de Asia fueron Francia, Italia, Suiza y Alemania, mostraron datos del Instituto de Investigación sobre Turismo de China. En sus viajes, gastaron un promedio de 875 dólares cada uno.

En la guerra por dominar la forma en que los consumidores pagan en el mundo entero, China lleva una enorme ventaja.

Tencent Holdings Ltd. tiene más de 700 millones de usuarios en su plataforma de mensajes WeChat, donde ofrece servicios financieros como pagos, haciendo palidecer a las docenas de millones de abonados totales que han adoptado las billeteras móviles de Apple Inc., Google o Samsung Electronics Co.

Es demasiado pronto para saber qué ocurrirá con Facebook Inc., que espera avanzar en materia de pagos invirtiendo en asistentes robóticos de ayuda que permitirán a los consumidores enviar textos en su servicio de chat Messenger para ordenar hamburguesas o insumos de oficina.