Empresas
caso de estudio

iVoy ‘se monta’ al
negocio de entregas express con su app

La startup que nació en 2011 como un call center, es ahora una alternativa a las grandes empresas de logística y paquetería, con un sistema similar al de Uber, pero con mensajeros geolocalizados.
Everardo Martínez
11 agosto 2015 23:34 Última actualización 12 agosto 2015 4:55
iVoy

La firma comenzó a ofrecer el servicio de entrega ‘inmediata’ de productos en la Ciudad de México a precios más accesibles que los de las grandes empresas del sector. (Cortesía)

iVoy surgió como una alternativa a las grandes empresas de logística y paquetería y ante el crecimiento del mercado que demanda entregas inmediatas.

La startup nació en 2011 como un call center, pero con la intensión de abarcar al mercado minorista olvidado por las grandes compañías, contó Álvaro de Juan, director general de iVoy.

La dinámica consistía en llamar a la empresa y un mensajero salía por el encargo e iba a entregarlo a su destinatario. La particularidad era que podía realizar envíos inmediatos a cualquier lugar de la Ciudad de México.

Sin embargo, cuando sus clientes comenzaron a crecer, los tiempos de entrega también se incrementaron.

Fue entonces que llegó De Juan para dar solución a dos problemas: el primero fue satisfacer la demanda con rapidez y funcionalidad; y el segundo, aprovechar el boom del comercio electrónico que estaba ganando terreno en el país.

En 2013, el emprendedor inició el diseño de la aplicación, la cual tiene una lógica similar a Uber, pero con mensajeros geolocalizados para realizar las transacciones en el Distrito Federal.

La evolución de empresa fue grande, pues al comienzo de las operaciones se contaba con 10 mensajeros. Actualmente, con la tecnología montada en los teléfonos inteligentes y el portal, la empresa tiene cerca de 100 y está en plena expansión

Los mensajeros son considerados microempresario, pues facturan cualquier tipo de transacción y poseen sus propias motocicletas o medios de transporte.

De acuerdo con el directivo, el portafolio de clientes de la startup está constituido por 15 compañías, desde grandes corporativos hasta pequeñas y medianas empresas, además de servicios personales. Dentro de las actividades de los clientes hay tiendas departamentales, despachos de abogados y bancos.

“Actualmente, nuestra especialidad es transportar mensajería o paquetes de cinco a 10 kilogramos en nuestras motocicletas, por lo que estamos más cerca del mercado minorista que de los grandes encargos”, explicó el directivo.

De Juan expuso que la logística les otorga la oportunidad de crecer en un mercado que busca ofertas de valor agregado, es decir entregas el mismo día y con costos desde los 50 pesos.

“Hemos observamos es que la tendencia del público a obtener sus artículos el mismo día está creciendo”, señaló el directivo y diseñador de la plataforma.

Así es como se diferencian de las grandes compañías de mensajería y paquetería que también tienen entregas express, pero no tan rápidas y a un precio más accesible, asegura el directivo.

“Mientras las grandes empresas entregan al día siguiente, en iVoy estamos en la dinámica de recolectar y entregar los mismos días”, expresó.

La idea de ofrecer la plataforma como fuente de trabajo ha hecho que se considere una expansión de los servicios a otras ciudades.

En puerta está la apertura de sucursal en Guadalajara y zonas metropolitanas, y para fin de año esperan llegar a Monterrey y contar con 250 mensajeros.

La aplicación cuenta con cerca de 4 mil 500 descargas en móviles, además del portal de internet.

LA EMPRESA
Giro: Mensajería y paquetería
Estrategia: Mediante una aplicación móvil geolocaliza a mensajeros suscritos a la plataforma para agilizar las entregas
Ventas: Sus ingresos crecen a un ritmo anual de 40 por ciento.