Empresas

IVA en vivienda enfrentará a comprador y dueño

10 febrero 2014 4:20 Última actualización 13 septiembre 2013 5:2

[El impuesto creará pugna entre comprador y dueño / Cuartoscuro]  


 
 
Claudia Alcántara
 
 
Marcela quiere vender su casa de 2 millones de pesos, pero si no la coloca este año, cuando la reforma hacendaria posiblemente será aprobada, en 2014 podría quedarse con 84 por ciento de ese dinero.
 
 
La razón está en el IVA de 16 por ciento que Hacienda propuso añadir a la compra de casas, incluso usadas.
 
 
El potencial comprador de Marcela, advierten especialistas, podría no estar dispuesto a absorber el gravamen y la vendedora, en su afán de obtener dinero, podría bajar el precio en 320 mil pesos, monto que el comprador entregaría a Hacienda, como IVA por la transacción. Así, de los 2 millones que esperaba, se quedaría con sólo un millón 680 mil pesos.
 
 
Eugene Towle, socio director de la consultora Softec y Fernando Soto-Hay, director general de Tu Hipoteca Fácil, coincidieron en que de aprobarse la reforma, a partir del primero de enero de 2014, en el caso de las transacciones de inmuebles usados el aumento no podría cargarse tan fácilmente al comprador, sino que tendría que asumirlo el vendedor, para no salirse del mercado.
 
 
“Habrá personas que dirán: mi casa vale un millón, pero cuesta un millón 160 mil pesos, pero me urge venderla; y el comprador dirá: te la compro pero no en un millón 160, te daría 850 mil pesos”, detalló Soto-Hay.
 
 
El director del Instituto de Administradores de Inmuebles, Salvador Sacal, calculó que durante el primer año de aplicación el dinero que podría perder el vendedor sería hasta del 30 por ciento, porque se generará una guerra de precios, por mayor oferta, pero menor demanda.
 
 
Ante las presiones que sufrirá el vendedor, la alternativa que se abrirá será un aumento en las operaciones informales, es decir, que en lugar de acudir a un notario, se firmen contratos de compraventa entre particulares, aseveró Sacal.
 
 
Además de la pérdida por el IVA, el vendedor se vería afectado porque la reforma propone bajar a 1.2 millones de pesos el valor de la vivienda que estará sujeta a exentar el ISR.