Empresas

IP pide eliminar burocracia para el éxito de las ZEE

La reforma regulatoria en en país es fundamental “para terminar de una vez por todas con las trabas burocráticas que frenan la competitividad", según el presidente de la Coparmex, quién señaló que estarán atentos al diseño de la normatividad fiscal que se vaya implementar en las Zonas Económicas Especiales. 
Leticia Hernández
13 febrero 2017 11:35 Última actualización 13 febrero 2017 11:38
Gustavo de Hoyos

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex. (Cuartoscuro)

Los estímulos fiscales para la inversión productiva en las Zonas Económicas Especiales (ZEE) deberá complementarse con la consolidación de la reforma regulatoria y en una segunda etapa extenderse hacia el sector servicios y el subsector comercio a fin de que se desarrolle dentro de la formalidad, señalaron líderes de la Coparmex y de la CONCANACO SERVYTUR.

Las condiciones que impulsen el desarrollo económico y social en las regiones del país que más lo necesitan deberá traducirse en más y mejores empleos, detonar las economías regionales y una reducción palpable de la pobreza, según los empresarios. 

La reforma regulatoria en el país es fundamental “para terminar de una vez por todas las trabas burocráticas que frenan la competitividad y el desarrollo que tanto daño le hace a las empresas”, señaló Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) a El Financiero

“Para generar mejores condiciones a nivel regional en el país es necesario tomar en cuenta la visión de empresarios, organismos locales y a sus trabajadores a partir de un diálogo que se traduce en acuerdos y agendas concretas. Estaremos atentos al diseño de la normatividad fiscal que se vaya implementar”, añadió. 

La semana pasada la Secretaría de Hacienda anunció los incentivos fiscales que aplicarán en las ZEE que comprenden a Puerto Lázaro Cárdenas en municipios vecinos de Michoacán y Guerrero; Corredor Istmo de Tehuantepec, que incluirá los polos de Coatzacoalcos, Veracruz y Salina Cruz, Oaxaca; y la de Puerto Chiapas, en Chiapas.

Las empresas que inviertan en estas zonas tendrán descuentos en el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) 100 por ciento en los primeros 10 años, y 50 por ciento en los siguientes cinco años; podrán acceder a créditos fiscales por las cuotas patronales del componente de salud del IMSS 50 por ciento en los primeros 10 años y 25 por ciento en el siguiente quinquenio.

A los inversionistas se les brindará un tratamiento especial en lo referente al Impuesto al Valor Agregado (IVA), similar al que reciben las operaciones de comercio exterior y contarán con un régimen aduanero específico que incluya reducciones en las cuotas de derechos y exención de impuestos al comercio exterior por la introducción de mercancías a las Zonas Económicas Especiales, entre otros aspectos.

Por su parte, Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, (CONCANACO SERVYTUR), expuso que en una siguiente etapa, este trato preferencial que se otorga ahora a la inversión productiva en las ZEE, debiera también darse al siguiente eslabón de la cadena que es el sector servicios y el comercio, con la necesidad de infraestructura hotelera de negocios, comercios y restaurantes alrededor de los clusters industriales que se proyectan.

“Hay que blindar al comercio, ya que sería una pena que alrededor de estos clusters se generara comercio informal y para que se dé de manera ordenada habrá que dar también apoyos fiscales”, dijo en entrevista telefónica y explicó que la meta es que éste sector se genere con pequeñas empresas locales y no de fuera para sólo generar empleo, lo que limitaría el alcance de los objetivos primordiales en el diseño de las ZEE.

: