Empresas

Invaden extranjeras
la BMV, superan 6 a 1
a mexicanas

En 2013, se agregaron 119 emisoras al SIC, sumando 821 con un valor de 362.7 billones de pesos, mientras que las empresas mexicanas en la Bolsa son solo 140 que cotizaron 11.7 billones de pesos.
Ana Valle y Rosalía Lara
23 enero 2014 19:55 Última actualización 24 enero 2014 5:0
BMV (Cuartoscuro)

En 2013, se listaron 119 emisoras, entre empresas y Exchange Trade Funds (ETFs) para sumar 821 emisoras en el SIC. (Cuartoscuro)

Durante el año pasado se listaron 98 por ciento más acciones y fondos indexados al mercado global (SIC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), respecto a 2012, ante la demanda de inversionistas mexicanos por títulos del sector energético y financiero.

Tan sólo en 2013, se listaron 119 emisoras, entre empresas y Exchange Trade Funds (ETFs) para sumar 821 emisoras en el SIC, mientras que en el mercado de capitales, donde cotizan las empresas mexicanas hay 140 emisoras; una proporción de 6 extranjeras por cada mexicana, de acuerdo con datos de la BMV.

Al cierre del anterior año, las emisoras del mercado global registraron un valor de mercado de 362.7 billones de pesos, que fue 94 por ciento superior al de 2012; en tanto, en el mercado doméstico el valor de capitalización fue de 11.7 billones, 10 por ciento superior al de 2012, de acuerdo con la BMV.

“Son de prácticamente todos los sectores y países, lo interesante de esto es que permite a los inversionistas diversificar sus portafolios”, detalló en entrevista José Manuel Allende, director general adjunto de planeación y promoción de Grupo BMV.

El mercado global permite que los inversionistas mexicanos tengan acceso a acciones no sólo de empresas mexicanas, sino también de Estados Unidos o hasta Japón, al igual que a materias primas como el oro, granos o petróleo por medio de un ETF, sin necesidad de abrir una cuenta en el extranjero.

El listado de nuevas emisoras depende de lo que demanden los inversionistas institucionales y especializados y son las casas de bolsa quienes fungen como promotoras de los valores extranjeros, solicitando su listado en el SIC.

Allende explicó que el año pasado hubo una gran demanda de empresas relacionadas con el sector energético ante las expectativas alrededor de la reforma energética y la escasa oferta de este tipo de compañías en el mercado local.

Entre las compañías de energía listadas en 2013 se encontraron las mayores petroleras de Noruega y Rusia, Statoil y Lukoil; además de otras como la productora de electricidad estadounidense Exelon.

Debido a lo anterior, el año pasado, fue el primero desde 2004 en que el listado de acciones superó al de ETFs, toda vez que se listaron 78 acciones, un récord histórico y 41 ETFs, lo que significó un incremento de 189 por ciento en el número de acciones y de 24 por ciento para los fondos indexados, respecto a 2012.

Entre las emisoras que llegaron este año al mercado mexicano se encuentran la firma de telecomunicaciones KPN, el banco español Bankia y el francés Société Générale.

Julián Fernández, analista de Bursamétrica, explicó que la preferencia por las acciones extranjeras del SIC se debe a que éste permite ahorrar tiempo y disminuir gastos para los inversionistas interesados en estos títulos.

Anticipan menor ritmo

El 2014 no será tan dinámico como 2013, debido a que buena parte de las emisoras que interesaban a los inversionistas de cara a las reformas estructurales ya se listaron, previó Allende.

Si bien buena parte de los listados del año anterior atendieron a la demanda de sociedades de inversión y Afores, este año los inversionistas minoritarios jugarán un papel importante en las empresas que se listen en el mercado, ya que ahora se permite que tengan acceso al SIC tras una evaluación de riesgo.

Fernández anticipó que entre los valores externos que tienen buenas perspectivas para este año se encuentran los del sector tecnológico, siendo los de mayor rendimiento: Qualcom, Micron Technology, fabricantes de chips para computadoras, y empresas de energías alternativas, como JA Solar. Por el contrario, estimó que el sector energético tendrá un desempeño débil.