Inseguridad provoca alza de hasta 13.4% en el costo de transporte férreo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inseguridad provoca alza de hasta 13.4% en el costo de transporte férreo

COMPARTIR

···

Inseguridad provoca alza de hasta 13.4% en el costo de transporte férreo

El aumento de robos en el sector ferroviario -uno cada 2.5 horas en el primer trimestre de 2018- forma parte de las pérdidas de la industria, que ascienden a 312 millones de pesos para compañías como GMéxico.

Durante el primer trimestre de 2018, en México se registraron 852 robos a trenes y vías férreas.

Axel Sánchez
30/05/2018
Actualización 30/05/2018 - 7:18
Estación de trenes en San Luis Potosí.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En el primer trimestre de 2018, se reportó un robo al sector ferroviario cada 2.5 horas, muy por encima de lo registrado en igual periodo del año pasado, cuando se tuvo un incidente cada 17 horas, según datos de la Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario (ARTF).

Esta alza en los asaltos, según directivos y representantes industriales, influye en parte en las tarifas de transporte ferroviario que ponen las compañías en el país, los cuales se elevaron entre 4.5 y 13.4 por ciento en los últimos dos años, dependiendo la carga y la empresa, según las listas de la ARTF.

Iker de Luisa, director general de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), comentó que alrededor del 3 por ciento de los costos de operación son destinados en temas de seguridad y que aumentan cada año.

“Es la tendencia invertir más en seguridad en todos los métodos de transporte; el ferrocarril es un sistema muy tecnificado, entonces tenemos un énfasis en seguridad y eso también está en los costos”, explicó el directivo.

Grupo México Transportes informó el viernes pasado que entre abril y mayo del presente año sus subsidiarias Ferromex y Ferrosur registraron siete descarrilamientos -algunos calificados como actos de sabotaje para robo-, que dejaron pérdidas por 312 millones de pesos.

De esta cantidad, 130 millones de pesos son por ventas perdidas de la empresa y 11 millones en sustracción de bienes de los trenes.

Cleantho de Paiva Leite, director de desarrollo de negocios y relaciones institucionales de Braskem Idesa, firma propietaria del complejo petroquímico más grande de México, Etileno XXI, dijo que los robos generaron un aumento en el costo de las pólizas de seguros.

Normalmente los clientes deben comprar seguros para los materiales que mueven por tren; el costo de las primas se elevó sustancialmente en el último año, y solo una pequeña parte de ese gasto lo cubren las ferroviarias, casi todo lo ponen los clientes”, explicó De Paiva.

También los bloqueos en las vías durante días por culpa de sabotajes generan que las empresas modifiquen sus planes de producción.

Al respecto, Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), afirmó en conferencia de prensa que estos incidentes provocan que las armadoras de vehículos modifiquen sus periodos de producción, afectando su capacidad.

Legisladores como Alfredo Javier Rodríguez, diputado del PAN, promueven una iniciativa para modificar la Ley de Seguridad Nacional con el fin de agregar un castigo más severo a los causantes de daños a las vías de comunicación.

Para Rodríguez, este tipo de delitos atentan contra la atracción de inversiones y la generación de empleo, por ello dijo que es necesario aplicar penas más severas.

“El ferrocarril tiene un papel fundamental en el crecimiento económico de México y de América del Norte, por lo cual esta iniciativa podría tener un impacto positivo en la disminución de los asaltos a trenes”, añadió el legislador.

“(El robo) es una señal de incertidumbre que se envía a los inversionistas; existe un serio riesgo de seguridad y salud de los mexicanos, pues llegan a tirar trenes con químicos que exigen manejo sanitario”, sostuvo José Manuel Urrutia Ortega, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Veracruz.

Durante el primer trimestre de 2018, en México se registraron 852 robos a trenes y vías férreas, lo que representó el nivel más alto desde el cuarto trimestre de 2016, según la Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario (ARTF).

Iker de Luisa, director general de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), comentó que estos acontecimientos generan dificultades en el tránsito de los trenes, pues limitan la movilidad del sector.

“Por ejemplo, en la ruta Veracruz-Puebla pasan 26 trenes al día; al bloquearse las vías por descarrilamiento durante cinco días de Ferrosur -como ocurrió el pasado 19 de mayo-, hablamos de que dejaron de pasar 130 trenes, lo cual rompe las cadenas logísticas de distintas empresas del país”, explicó el ejecutivo.

Del total de los incidentes en el primer cuarto de 2018, 25 por ciento ocurrieron en Puebla y Veracruz, por encima de los del Bajío. En particular, los productos más robados corresponden a granos y harinas (165 de los eventos); productos terminados y consumo (161); autopartes (133) y material de construcción (102).

También hay robo a vías del tren, donde 90.6 por ciento de lo que se llevan son componentes de vía como clavos y señales, entre otros.