Empresas

Inicia nueva etapa para el sector franquicias

12 febrero 2014 5:27 Última actualización 13 marzo 2013 10:57

 [Bloomberg] Con el Inadem no existirá un apoyo directo para el sector; las franquicias podrán participar en el Fondo Pyme. 


 
Adriana Rodríguez Canales
 
Durante 2008 y 2010, periodo en el que la crisis económica mundial tuvo un impacto mayor en México, el Programa Nacional de Franquicias (PNF) se convirtió en el principal motor de desarrollo del sector, generando cierta dependencia por parte de algunas marcas que sustentaron más de 50% de su crecimiento en recursos gubernamentales.
 
Con la transición de la administración federal panista a la priista, el futuro del PNF se mantuvo incierto y finalmente se decretaría su desaparición con la creación del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) y el cambio en las reglas de operación del Fondo Pyme.
 
De acuerdo con Enrique Jacob, presidente del Inadem, aunque ahora no existirá un apoyo directo para el sector, las franquicias podrán participar en los diferentes rubros del Fondo Pyme, donde están incluidos aspectos que antes estaban fuera del PNF.
 
Éste es el caso de los apoyos para tener acceso a metodologías para consolidar crecimiento, creación de infraestructura, impulso para las franquicias que buscan internacionalizarse y acceso a tecnologías de la información, entre otros. En estos aspectos, las empresas pueden obtener financiamiento de entre 400,000 y 800,000 pesos.
 
Para aquellas personas que quieran adquirir una unidad franquiciada, mediante el Programa Nacional de Garantías buscarán crear un modelo de financiamiento a través de la banca comercial -iniciativa que también se intentó vía el PNF, pero que no tuvo respuesta positiva por parte de los banqueros-, con el cual se podrán otorgar créditos por un monto máximo de 2 millones de pesos, con tasas de interés menores a 12%.
 
Las reglas de operación del Fondo Pyme se publicaron el 28 de febrero y aún existe incertidumbre en el sector por saber cómo serán aplicadas en la realidad y que tan complejo será tener acceso a los diferentes apoyos.
 
Optimismo en el sector
 
Pese a todo, las franquicias se mantienen optimistas y esperan que pronto se den a conocer mayores detalles sobre los requisitos a cumplir y la forma en que tendrán que aplicar.
 
Diego Elizarrarás, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), afirmó que el sector estaba consciente de los cambios que se vendrían con la creación de un instituto descentralizado, por lo que no esperarían mayor impacto en el pronóstico de crecimiento para este año, estimado en 12%.
 
"No debemos olvidar que el sector existía y crecía mucho antes de la existencia del PNF. Lo que nosotros estamos viendo con las nuevas reglas es que abre una visión más amplia en términos de lo que implicaba entender a la franquicia en su conjunto, y que ahora no sólo se limita a abrir puntos de venta y desarrollar nuevas marcas. Realmente había muchas otras necesidades más que no se estaban aprovechando.
 
"Llegó un momento en que el PNF se convirtió en una camisa de fuerza, porque no había apoyos claros para obtener tecnología para la empresa franquiciante, o para la internacionalización de una marca. También era una realidad que aunque el PNF tenía como objetivo crear más empleos, empresas como hoteles y restaurantes, que pueden llegar a generar una gran cantidad de plazas laborales con una sola unidad, no estaban siendo apoyadas", afirmó el líder sectorial.
 
Agregó que ahora será labor de quien esté interesado en obtener recursos el estudiar las opciones; "creemos que al final las empresas que cuenten con la estandarización, el interés de crecer, la formalidad y la justificación de los recursos, van a tener acceso a los apoyos".
 
Información proporcionada por Finsat.