Empresas

Ingresos de Unilever superan expectativas, 
podría vender Ragu
y Slimfast

Gracias a las fuertes ventas en el norte de Europa de productos de aseo personal y cuidado del hogar, Unilever reportó en el primer trimestre un alza en sus ingresos. También la empresa está revisando sus marcas Ragu y SlimFast por bajas ventas en EU.
Reuters
24 abril 2014 7:38 Última actualización 24 abril 2014 7:38
Unilever

(Bloomberg)

LONDRES.- El fabricante de bienes de consumo masivo Unilever informó un alza mayor a la esperada en sus ingresos subyacentes en el primer trimestre, gracias a las fuertes ventas en el norte de Europa de productos de aseo personal y cuidado del hogar.

El fabricante anglo-holandés del té Lipton, el jabón Dove y los helados Ben & Jerry's, anunció también una revisión estratégica de su negocio de salsas en Norteamérica, Ragu, y de la línea SlimFast, que han bajado sus ventas en Estados Unidos, su principal mercado.

Unilever compró a SlimFast hace 14 años por 2 mil 400 millones de dólares, cuando la marca era líder en el mercado de los productos dietéticos.

"Podría terminar en una desinversión, pero no necesariamente tiene que pasar", dijo el presidente financiero, Jean Marc Huet, durante una conferencia de prensa.

"Estamos revisando todas las opciones".

El proceso marca el final de una reformulación de la cartera de Unilever en Estados Unidos, dijo Huet.

La empresa ha dicho que quiere centrarse más en productos de cuidado personal, que aportan márgenes más altos, en mercados de crecimiento mayor en Asia y en América Latina.

En el primer trimestre, las ventas subyacentes, que no cuentan el impacto del tipo de cambio, y las adquisiciones y desinversiones, subieron un 3.6 por ciento.

El resultado es inferior al 4.1 por ciento del cuarto trimestre de 2013, pero superó los pronósticos de analistas por un crecimiento de un 3.3 por ciento.

La ventas en mercados emergentes crecieron un 6.6 por ciento.

En general, los ingresos en el primer trimestre disminuyeron un 6.3 por ciento a 11 mil 400 millones de euros (15 mil 800 millones de dólares) por el impacto de un 8.9 por ciento que produjo un tipo de cambio adverso.

Dos tercios de las ventas de la empresa se generan en la zona euro, por lo que los ingresos fueron afectados por la fortaleza del euro.

Considerando las tasas actuales, las ventas del año completo se reducirían en un 5 a un 6 por ciento, dijo Unilever.