Empresas

Ingeniero de Volkswagen se declara culpable en EU por caso de emisiones

James Liang llegó a un acuerdo de culpabilidad que considera su cooperación con el gobierno en la investigación. Este viernes fue acusado de conspirar para cometer fraude electrónico y de violar las leyes de limpieza del aire de Estados Unidos. El ingeniero podría enfrentar hasta cinco años de prisión.
Reuters
09 septiembre 2016 12:49 Última actualización 09 septiembre 2016 13:2
Ingeniero de Volkswagen se declara culpable en EU por caso de emisiones

James Liang, que ha trabajado para VW desde 1983, fue acusado el viernes de conspirar para cometer fraude electrónico y de violar las leyes de limpieza del aire de Estados Unidos. (AP)

DETROIT/WASHINGTON.- Este viernes un ingeniero de Volkswagen se declaró culpable de ayudar al fabricante de automóviles alemán a evadir las normas de emisión de Estados Unidos, convirtiéndose en la primera persona que las autoridades estadounidenses han acusado en su investigación.

James Liang, que ha trabajado para VW desde 1983 y formó parte de un equipo de ingenieros que desarrolló un motor diésel, fue acusado en un documento hecho público el viernes de conspirar para cometer fraude electrónico y de violar las leyes de limpieza del aire de Estados Unidos.

El ciudadano alemán de 62 años de edad, que vive en Newbury Park, California, se presentó el viernes en la Corte de Distrito de Estados Unidos, en Detroit, y llegó a un acuerdo de culpabilidad que considera su cooperación con el gobierno en la investigación.

La acusación dice que Liang conspiró con empleados y extrabajadores de VW para engañar a los reguladores de Estados Unidos acerca del software que permitió que el fabricante de automóviles eludiese las normas de emisión del país.

Liang podría enfrentar hasta cinco años de prisión, pero su sentencia podría ser mucho menos severa si el gobierno considera que proporcionó una ayuda sustancial al caso.

La portavoz de VW, Jeannine Ginivan, declinó hacer comentarios sobre la acusación. "Volkswagen sigue cooperando con el Departamento de Justicia de Estados Unidos", dijo.

La compañía ya se ha comprometido a gastar hasta 16 mil 500 millones de dólares para hacer frente a reclamaciones medioambientales, estatales y de propietarios en Estados Unidos. Todavía se enfrenta a miles de millones en multas potenciales y debe resolver el destino de 85 mil vehículos contaminantes.