Empresas

Informe Especial: Se completa el corredor financiero

10 febrero 2014 5:7 Última actualización 23 agosto 2013 5:11

[Firmas financieras y energéticas aguardan espacios disponibles en esta zona / Cuartoscuro] 


 
 
Claudia Alcántara
 
Al menos 20 empresas del sector financiero y 10 más relacionadas con la industria energética y firmas de abogados se encuentran en espera de un espacio disponible para trasladar sus operaciones a Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México. El objetivo es claro: mostrarse en el escaparate empresarial más importante de México.
 
El precio por estar ahí pareciera no importar, ya que este bloque de calles que van de las puertas del Bosque de Chapultepec a la Glorieta de Insurgentes, conocida como la Milla de Oro, reporta los costos en rentas por metro cuadrado más alto del grupo de 10 corredores de oficinas corporativas identificados en el Distrito Federal.
 
De acuerdo con el reporte Mexico City Office Market del segundo trimestre de 2013 de CBRE, el costo de arrendamiento de oficinas, se ubica en 31 dólares por metro cuadrado en promedio, lo que representa una diferencia de 2.6 por ciento respecto al submercado que le antecede de Lomas-Palmas con precios de 30.21 dólares por metro cuadrado, pero 85.6 por ciento más en comparación con Perinorte el cual se cotiza en 16.70 dólares por metro cuadrado.
 
Aunque estos 31 dólares son el inicio de lo que se avecina; se estima que los proyectos de oficinas actualmente en construcción, a inaugurarse entre este año y el 2017, saldrán al mercado con un precio de renta de 35 a 40 dólares por metro cuadrado en promedio, advirtió Tania Sánchez, manager de Market Intelligence en Coldwell Banker Commercial México.
 
“Luego de la crisis de 2009, cuando los precios de espacios en renta se ubicaron en 27 dólares, inició una racha ascendente que se ha mantenido. En 2010 se ubicó en 20 dólares, en 2011 se mantuvieron en 30 dólares y 2012 cerró en 31.5 dólares por metro cuadrado”, relató Sánchez.
 
El vicepresidente senior de Capital Markets de CBRE, Ernesto Rodríguez expresó que el mercado paga estos costos, porque estar en Paseo de la Reforma es una cuestión de imagen, sobre todo para las instituciones financieras; por ello, BBVA Bancomer se movió del sur y Mapfre de Interlomas.
 
“Veinte empresas financieras quieren estar Reforma; algunas han visto, no les ha alcanzado o no han tenido la oportunidad, o no ha habido el proyecto, pero todos quieren estar en Reforma”, enfatizó Rodríguez.
 
Refuerza su vocación financiera
 
Con la llegada de las torres de New York Life, Mapfre y BBVA Bancomer, la avenida Paseo de la Reforma refuerza su vocación financiera, y se coloca como el corazón del distrito de negocios de la Ciudad de México, aseguraron las firmas de servicios inmobiliarios.
 
Tania Sánchez, manager de Market Intelligence en Coldwell Banker Commercial México, indicó que el distrito de negocios está conformado por los corredores de oficinas Lomas, Palmas y Polanco, así como Reforma, pero este último se ha transformado en el centro, debido al auge inmobiliario y atractivos, como sus accesos y transporte público.
 
El director general de Jones Lang La Salle México y Latinoamérica, Pedro Azcué, expuso que Reforma es una de las zonas que más cambios ha sufrido en México; en los años 50 era la localización para grandes corporativos, pero en la medida en que se fueron acabando los terrenos, los desarrolladores se empezaron a ir a lugares como Polanco.