Empresas

Infonavit analiza poner fin a créditos en salarios

Los créditos en salarios mínimos provocan que la deuda crezca cada año, por esta razón, el instituto podría eliminar este tipo de préstamos. Sin embargo queda pendiente definir si se aplicará a créditos otorgados, para refinanciar la deuda.
Claudia Alcántara
24 marzo 2014 20:51 Última actualización 25 marzo 2014 5:0
Etiquetas
[Bloomberg] Todas las viviendas financiadas con un crédito del Infonavit están protegidas durante toda la vida del préstamo. 

[Bloomberg] Todas las viviendas financiadas con un crédito del Infonavit están protegidas durante toda la vida del préstamo.

El Infonavit analiza la posibilidad de eliminar el crédito denominado en veces salarios mínimos de manera definitiva, anticipó Jorge Gallardo, subdirector de crédito del Infonavit.

“Transitar al crédito en pesos de manera definitiva vemos este año. Primero tenemos que ver el impacto financiero, porque precisamente el balance lo tenemos en pesos, en salarios mínimos y el rendimiento a la Subcuenta también, lo que tenemos que hacer es un calce en el balance, para entender cuál sería el efecto y migrar el crédito a pesos”, precisó Gallardo.

El crédito indexado en salarios mínimos salió en los años 80, cuando el peso era muy volátil y la inflación era mucho más alta y el salario mínimo daba más estabilidad a los créditos, recordó el directivo.

Ahora es al revés, dijo, el salario mínimo crece mucho más y es más alto y el peso es más estable y tenemos una inflación controlada desde hace muchos años.

“Ahora el peso da mayor certidumbre en el pago de la curva del crédito, por eso de pronto la gente se asusta cuando ve sus saldos, porque el salario mínimo crece más que la inflación y de pronto ve saldos más altos”, reconoció Gallardo.

Ricardo Marentes, director general de Aserva Consulting Group, consideró que el instituto había tardado en dar este paso, debido a estabilidad de la economía mexicana desde hace varios años.

Ahora habrá que esperar si los créditos en pesos se ofrecerán sólo a hipotecas nuevas, o si permitirá a los acreditados refinanciar su deuda; en este sentido, habría que empatar el programa con otro de ayuda para el pago de costos notariales y registros públicos en apoyo a los acreditados, recomendó.

Actualmente, la tasa de interés de los créditos en pesos es del 12 por ciento, pero la idea sería que ésta baje, dijo Gallardo.

El Infonavit buscará también la opción de solicitar créditos en pesos, tanto a créditos tradicionales, como a cofinanciados, así como a todos los trabajadores, sin importar su nivel salarial.

Actualmente, el instituto ofrece el crédito en pesos sólo en la segunda hipoteca y para derechohabientes con un ingreso salarial mayor a 5 veces salarios mínimos (10 mil 228 pesos).

El proyecto, que espera consolidar el instituto este año, prevé que represente un beneficio directo con una reducción en tasas de interés, así como certeza en las mensualidades.

Marentes estimó que las tasas de interés podrían ser igual de competitivas que las ofrecidas por la banca comercial, lo cual sería un logro, dado que las tasas en salarios mínimos llegan a alcanzar (con el ajuste anual) niveles de 14 por ciento.

Es probable que los montos de crédito sean iguales a los actuales, pero en plazos menores a los 30 años, que hoy en día se ofrecen, previó.