Empresas

Industria aeroespacial
de BC voltea a la proveeduría nacional

En Baja California existen 64 empresas de la industria aeroespacial, por lo que es la entidad con mayor número de maquiladoras, ahora buscan consolidar su posición atrayendo a empresas para que sean proveedoras.
Israel Ibarra / corresponsal
21 abril 2014 11:22 Última actualización 21 abril 2014 11:49
 [Ingenieros de Ford renuevan la industria automotriz. / Reuters] 

[Bloomberg] Justifican retroceso del sector por la contracción de la industria manufacturera y el sector construcción.

TIJUANA.- La industria aeroespacial de Baja California es la más grande de México, su producción permitiría armar un avión si todas las partes fueran para una misma aeronave, por lo que ahora el Agrupamiento busca consolidar su posición atrayendo a empresas que nunca han estado en el giro para que sean proveedoras.

Tomás Sibaja López, presidente Ejecutivo del Clúster Aeroespacial de Baja California, explicó que en el estado existen 64 empresas del sector, por lo que es la entidad con mayor número de maquiladoras, casi dobla a las 37 compañías de Chihuahua o a las 35 de Querétaro.

Como resultado del Programa de Desarrollo de Proveedores Aeroespaciales que implementa el Clúster, en 2013 lograron acreditar a 30 empresas de la industria abierta interesadas en participar en la cadena de valor y 16 están ubicadas en los 5 municipios de Baja California, por lo que permitirían llegar a 80 compañías locales cuando termine su proceso de incorporación.

Las otras 14 están en Jalisco, Sonora, Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Estado de México y Nuevo León y forman parte de la intención del sector aeroespacial bajacaliforniano, que comenzó a desarrollarse hace casi 50 años, de beneficiar a otras entidades con vocación o que estén interesadas en sumarse al sector, ya que en la industria maquiladora el grado de integración de proveeduría nacional es menor al 1 por ciento.

Sin embargo, el Clúster no es fácil y los resultados no son inmediatos,
debido a los estrictos estándares de calidad que rigen certificaciones internacionales, donde debe acreditarse la cultura orgánica, desde el dueño de la empresa hasta el encargado del almacén.

Una vez entrando al clúster una empresa puede participar en otras industrias sin ningún problema, por ejemplo, un empresa aeroespacial se puede ir al sector automotriz, pero no puede suceder a la inversa.

“En otras unidades a lo mejor no son tan estrictos en un platinado para una pieza, (porque en las aeronaves) está expuesta a corrosión, humedad y presión atmosférica”, indicó Sibaja López.