Empresas

Incertidumbre política podría afectar inversión de grandes empresas: GE

12 febrero 2014 5:6 Última actualización 11 marzo 2013 17:57

 [Bloomberg] GE es el mayor fabricante de motores para aviones y turbinas eléctricas del mundo. 


Reuters

La incertidumbre política en Estados Unidos podría alentar a las grandes corporaciones estadounidenses a restringir su gasto de capital, advirtió el presidente ejecutivo de General Electric Co en una carta anual a accionistas.
 
"Estados Unidos enfrenta más 'tormentas políticas' importantes este año: la situación fiscal, la insistente controversia por el límite de deuda y la reforma tributaria. Tememos que esta incertidumbre impacte en la inversión", dijo el presidente ejecutivo de General Electric, Jeff Immelt.
 
El presidente demócrata de Estados Unidos, Barack Obama, y la Cámara de Representantes, controlada por republicanos, han estado discutiendo durante más de dos años sobre mecanismos para reducir la deuda de largo plazo del país, y una serie de enfrentamientos han atemorizado a algunos líderes empresariales pese a la fuerte escalada en el mercado bursátil estadounidense.
 
La incertidumbre causada por estas confrontaciones ha alentado a las grandes firmas estadounidenses a contener importantes gastos de capital, dijo Immelt, jefe del mayor conglomerado industrial de Estados Unidos.
 
"Estados Unidos está mejorando, impulsado mayormente por el sector inmobiliario y de consumo, aunque la inversión de capital sigue siendo débil", escribió. "Como resultado, Estados Unidos ha seguido con una de las recuperaciones más débiles desde la década de 1930", agregó.
 
Esto deja a GE con una mayor confianza en su crecimiento en grandes mercados en desarrollo, incluyendo China, Africa y Oriente Medio, dijo.
 
La compañía dijo en una presentación ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés), que la compensación total de Immelt el año pasado subió alrededor del 20%, impulsada por un pago de 12,1 millones de dólares de un plan de bonos de largo plazo que se paga con un intervalo de tres años.
 
La compensación total de Immelt reportada a la SEC de 25.8 millones de dólares incluyó un salario base de 3.3 millones, un bono de 4,5 millones, un alza de 5,4 millones en el valor de su pensión y otra compensación diferida, y 574.507 dólares en otra compensación.
 
El incremento reflejó el "notable liderazgo" de Immelt, destacó la compañía.
 
ATENCIÓN EN DIVIDENDOS, RECOMPRAS
 
GE, el mayor fabricante de motores para aviones y turbinas eléctricas del mundo, considera elevar su dividendo como una "clara prioridad" en los próximos años.
 
La firma también planea hacer un "progreso significativo" hacia su objetivo de recomprar acciones para reducir su total de títulos a 10.000 millones, el nivel existente antes de que la compañía vendiera papeles adicionales durante la crisis financiera, dijo Immelt.
 
GE actualmente cuenta con 10.400 millones de acciones, según datos de Thomson Reuters.
 
El conglomerado aseguró también que la ex jefa de la Comisión de Valores de Estados Unidos, Mary Schapiro, se presentará a las elecciones para la junta de directores de GE en la reunión anual de la compañía en Nueva Orleans el próximo mes.
 
Schapiro abandonó el cargo como presidenta de la SEC en diciembre.