Empresas

Inauguran en BCS central fotovoltaica más grande de Latinoamérica

Corporación Aura Solar invirtió 100 mdd para poner en marcha este proyecto que cuenta con una capacidad de 82 GWh al año. La central tiene una superficie de 100 hectáreas y 132 mil módulos policristalinos con seguidores de eje.
Notimex
26 marzo 2014 18:42 Última actualización 26 marzo 2014 18:57
planta aura solar

(@EnriqueOchoaR)

LA PAZ, BCS.- Corporación Aura Solar inauguró su central fotovoltaica en La Paz, la cual requirió una inversión de 100 millones de dólares y cuenta con una capacidad de 82 Gigawatts hora (GWh) al año.

La terminal ubicada en esta ciudad de Baja California Sur es la más grande del país y de Latinoamérica, al ubicarse en una superficie de 100 hectáreas, alrededor de 132 mil módulos policristalinos con seguidores de eje y una vida útil de 30 años.

De acuerdo con la empresa, la energía producida por Aura Solar I está destinada de forma exclusiva a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), bajo un contrato de compra-venta de 20 años, la cual se entregará por una línea de alta tensión conectada a la subestación Olas Atlas.

Con ello, la central reducirá el uso de combustibles fósiles, al evitar la emisión de 60 mil toneladas de gases invernadero al año, además de mitigar los riesgos de transportar los hidrocarburos en la zona.

Daniel Sertvije, presidente del Consejo de Corporación Aura Solar y también de Grupo Bimbo, aseguró que por las condiciones de la Península esperan que el proyecto sea rentable, sin necesidad de requerir subsidios por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Por su parte, Héctor Olea, director general de Gauss Energía, indicó que la reforma energética da pie a grandes oportunidades de negocio, ya que abre este sector.

"El mercado eléctrico privado era muy pequeño, porque había muchas complicaciones regulatorias, ahora se permite su participación”.

Lo anterior, apuntó, hace que haya interés de inversionistas tanto nacionales como internacionales.

Afirmó que el reto es conocer la ruta crítica para llegar a la meta de 35 por ciento de energía limpia para 2024, la cual debe estar delineada de forma clara en las leyes secundarias.

"Esperamos que el nuevo marco de las condiciones de certidumbre, con una regulación y directrices que den confianza a los inversionistas a hacer negocios", agregó.