Empresas

Impuestos ensombrecerán al turismo nacional

El turismo nacional tendrá un incremento de 4.3% en 2014, sin embargo este crecimiento, que se venía dando desde 2011, se podría frenar por los efectos de la reforma fiscal, como la homologación del IVA en Los Cabos y Cancún, así como el IVA al transporte foráneo de pasajeros.
Claudia Alcántara
04 febrero 2014 18:35 Última actualización 05 febrero 2014 5:0
Etiquetas
 [El turismo procedente de Colombia y Rusia tuvo un crecimiento superior al 50 por ciento. / Cuartoscuro]  

(Cuartoscuro)

Para 2014, el volumen de turistas nacionales que viajarán a destinos mexicanos, se ubicará en 72.5 millones, un crecimiento de 4.3 por ciento comparado con 2013, estimaron analistas y empresarios.

Sin embargo, las proyecciones positivas en el número de llegadas de mexicanos a destinos nacionales podrían ser frenadas por los efectos de la reforma fiscal y con ello, romper la racha positiva de crecimiento registrado durante los últimos cuatro años.

Francisco Madrid, director de la Escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac del Norte, indicó que desde 2011 se lograron superar 62 millones de llegadas de turistas mexicanos a cuartos de hotel, nivel que se tenía previo a la crisis económica, epidemiológica y de inseguridad de 2009.

A partir de ahí, el indicador que mide los flujos turísticos nacionales, comenzó a registrar alzas, pues en 2012 se lograron 68.1 millones de arribos y al cierre de 2013, el crecimiento se ubicó en 2.5 por ciento, con 69.5 millones de llegadas.

Aunque para 2014 las proyecciones son positivas podrían ser impactadas por los efectos de la reforma fiscal, principalmente aspectos que atañen directamente al sector turístico, como la homologación del IVA en Los Cabos y Cancún, así como el IVA al transporte foráneo de pasajeros, coincidieron expertos.

“Nos preocupa el mercado interno porque evidentemente habrá una contracción del ingreso disponible de las personas que viajan, hay una parte de población de altos ingresos que no tendrán sensibilidad y seguirán viajando, pero hay otra parte en donde la necesidad sí cambiará sus hábitos de viajes”, explicó Madrid.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Armando de la Cruz, consideró que los cambios fiscales al ser de alto “octanaje”, pueden frenar las metas fijadas para este año; aunque enfatizó que desconocen a qué grado podría ser el impacto.

“No tenemos conocimiento de cómo pudiera afectar al sector y en qué porcentaje, lo que sí queda claro es que juega un punto en contra la reforma fiscal”, consideró de la Cruz.

Las empresas podrían reducir sus gastos de capacitación y seminarios, lo cual perjudicaría la ocupación hotelera, anticipó.
Mientras que las personas físicas, al ver que su capacidad de gasto disminuye, darán prioridad a necesidades básicas como alimento, vestido y educación, previó.

Es posible que las personas no dejen de viajar, pero si cambiar sus hábitos en cantidad y calidad, señaló.

Un asalariado en lugar de realizar tres viajes al año sólo podría hacer dos y en lugar de irse una semana, se podría ir la mitad de días; o en lugar de ir a Cancún, decidiría irse a Veracruz, Ixtapa o Huatulco.

De la Cruz consideró que aunque algunos empresarios turísticos decidieron absorber parte de los incrementos fiscales, no podrán sostenerlo por mucho tiempo e irán incrementando sus precios en el transcurso del año, para evitar daños en su rentabilidad.