Empresas

‘Mirreyes’ llevan importación de champaña a los 25 mdd

Las ventas de la bebida alcohólica crecieron 23% en 2016, comparado con un año antes, impulsada por jóvenes de nivel socioeconómico alto que pagan hasta 8 mil 500 pesos por botella en centros nocturnos del poniente de la CDMX.
Ángel Alcántara
29 junio 2017 22:27 Última actualización 30 junio 2017 17:39
Champaña (Especial)

Champaña (Especial)

La champaña está de moda en México. Al cierre de 2016 el número de botellas de 750 mililitros (ml) sumó el millón 155 mil, lo que significó un aumento de 23 por ciento respecto a un año antes y el nivel más alto desde 2007. Además, en valor alcanzó los 25 millones de dólares, de los importes más altos en la historia del país, revela el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI), de la Secretaría de Economía.

Expertos del sector bebidas explicaron que la mayor demanda fue impulsada por los llamados ‘mirreyes’ mexicanos que llegan a desembolsar hasta 8 mil 500 pesos por una botella de Möet & Chandon Champagne Brut de 750 ml en antros como el Sense y Hyde, ubicados al poniente de la CDMX.

Los precios de esta misma bebida en vinaterías y tiendas departamentales ronda en promedio los 809 pesos en cadenas como La Europea, Superama y Liverpool.

25 millones de dólares
Es el valor de mercado que alcanzó la champaña en México en el 2016, un nivel consistente con lo que ocurrió en 2015.

Según el SIAVI, al primer cuatrimestre de 2017 se importó champaña del país galo por un importe de casi 8 millones de dólares, lo que significó un alza 67 por ciento respecto a igual lapso del año pasado y un nivel no visto desde que se tiene registro (2003).

“Los jóvenes están adoptando muy bien la champaña, sobre todo los de nivel socioeconómico alto, siendo uno de los principales centros de consumo los antros o las discos. En este tipo de establecimientos se destina el 40.1 por ciento de las ventas por el canal de mayoreo, mientras que en bares es el 12.2 por ciento y el restante 47.7 se va a los restaurantes”, detalló Horacio Núñez, socio director de Iscam, empresa de medición de mercados.

De Francia
Se exportaron al país 1.1 millones de botellas, un alza de 23 por ciento contra 2015.

En México poco más de la mitad de la venta de champaña se lleva a cabo en antros (40.1 por ciento) y bares (12.2 por ciento), de acuerdo con Iscam.

Un estudio de la consultora De la Riva Group identifica a los ‘mirreyes’ como parte de una subcultura en México que proviene de los niveles socioeconómicos más altos.

“Son personas de un alto poder adquisitivo que les gusta demostrar y tener símbolos de poder, en este caso marcas y artículos de marca visibles” dijo Ana Paola Bravo, marketing planner de De la Riva.
Otro reporte de la consultora arrojó que el 20 por ciento de una muestra de personas de 18 a 65 años y de nivel socioeconómico AB (empresarios, industriales o directivos con alto poder adquisitivo) beben champaña con regularidad.

La 'nación azteca'
Fue el noveno mercado donde más rápido creció la bebida.

“El 20 por ciento de las personas del estudio nos comentaron que acostumbran tomar champaña y en este estudio tenemos identificado los perfiles que más consumen, entre ellos están los ‘golpes de suerte’ (quienes no nacieron dentro del estrato AB) esto debido a que la champaña es un producto que construye esta imagen de poder”, mencionó Bravo.

1
SE CUELA EN EL TOP 10

 

ME. México bebe más gracias a la ‘champaña’.


En mayo pasado El Financiero publicó que México se coló en el top 10 de los países que más consumen la bebida a nivel mundial. Además, fue el noveno mercado con más rápido crecimiento en consumo de champaña al cierre del 2016, con un alza de 12.2 por ciento, comparado con un año anterior, según un estudio de Euromonitor.

LVMH, empresa francesa dueña de Moët & Chandon, Hennessy, Dom Pérignon y Veuve Clicquot, domina el mercado de la champaña en México con una participación de 92.5 por ciento, de acuerdo con Euromonitor.

En segundo lugar se ubica la champaña Delbeck, que posee una penetración de 4.5 por ciento.

“La venta de champaña es un mercado de antros que nosotros atacamos por el canal de mayoreo como proveedor, pero te diría que es un mercado muy atractivo por el tema festivo y la bebida tiene un lugar privilegiado en el consumo de jóvenes en los clubes nocturnos”, comentó Stéphane Guillain, director comercial de la importadora InterAmericana, que comercializa vinos finos y mezcales.

Agregó que en Francia, Bélgica, Inglaterra e Italia el consumo de esta bebida alcohólica se da con una mayor frecuencia, no sólo para beberse en ocasiones especiales.

“Yo siento que tarde o temprano México entrará a esta tendencia donde se tomará con más frecuencia al igual que ocurrió con el vino, claro que nunca se igualará su consumo por el precio de la champaña, pero veremos un mayor consumo”, concluyó el directivo.

1
¿QUIÉNES SON LOS PUDIENTES?

Según un estudio nacional de consumo realizado por De la Riva Group, cuatro de cada 10 mexicanos conoce a un ‘mirrey’, segmento de la población que entre sus principales intereses está cubrir sus necesidades de tecnología, entretenimiento, viajes, moda e ir de fiesta, lo que le permite proyectar una imagen de poder y dinero frente a su entorno.

“En las bebidas alcohólicas buscan estatus y reconocimiento, por lo que una de sus bebidas favoritas es el shampoo (forma en que los ‘mirreyes’ llaman a la champaña) que demuestra este estatus”, comentó Bravo, ejecutiva de De la Riva.

.
emp_web_30_jun_01