Empresas

Importación de autos usados estadounidenses aumenta 50.6%

12 febrero 2014 5:12 Última actualización 11 abril 2013 16:52

[Cuartoscuro] Los usados importados ascendieron a 104,161 unidades. 


Notimex
 
Pese a los esfuerzos del gobierno federal por contener la importación de vehículos usados procedentes de Estados Unidos, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) reportó un incremento de 50.6% en la introducción de dichas unidades a territorio mexicano a febrero de 2013 comparado con igual periodo del año anterior.

De acuerdo con un reporte del organismo, al segundo mes de 2013 la importación de autos usados fue de 104,161 unidades contra las 69,163 de igual lapso del año 2012.

Señala que mientras en el mercado interno se comercializaron 164,462 vehículos nuevos en el primer bimestre del año, los usados importados ascendieron a 104,161 unidades, lo que elevó la cifra a 63.3% contra el 46.1% que registrado el año anterior, aunque todavía no supera el 75.6% reportado para 2011.

Al respecto, la directora de Industrias Pesadas y Alta Tecnología de la Secretaría de Economía (SE), María Verónica Orendain, dijo que el control en la importación de vehículos usados es parte de la agenda para el fortalecimiento del mercado doméstico y "tenemos acciones muy específicas sobre ese tema".

Explicó que con acciones ya conocidas, como la aplicación del decreto para la importación y respecto a los amparos que en contra del decreto tienen algunos importadores del país, se trabaja de manera coordinada "como se ha estado haciendo en el pasado", aunque por lo que en este momento no hay avances concretos.

A su vez, el presidente y director general de Ford de México, Gabriel López, destacó en el marco de la realización de la Expo INA 2013 que se desarrolla en el Centro Banamex de esta capital, los progresos gubernamentales en los últimos 24 meses para limitar la importación de estas unidades y evitar que aquellos que están en peores condiciones ingresen a México.

Hay que trabajar para que se evite poner en riesgo a la industria e incluso a la salud de los mexicanos, lo cual deberá hacer el gobierno federal, agregó.