Empresas

Importación de autos 'chocolate' en Tijuana cae 80%

Los altos costos de los pedimentos han encarecido la importación de autos usados de Estados Unidos a México, debido a que el precio supera el precio real del automóvil, refirió ernando Humberto Parra, presidente del Grupo Especializado de Autos Usados de la Canaco.
Corresponsal Eliud Ávalos
21 junio 2016 19:46 Última actualización 21 junio 2016 20:19
autos México

(Bloomberg)

TIJUANA.- La importación de autos usados por la frontera norte ha sufrido una caída del 80 por ciento debido a los altos costos de los pedimentos.

En Canaco Tijuana hay al menos 129 importadores que ven cómo su negocio se empieza a perder, pues de vender 15 autos diarios, ahora con problemas logran colocar tres, manifestó Fernando Humberto Parra, presidente del Grupo Especializado de Autos Usados de la Canaco.

El precio del pedimento de importación supera el costo real del automóvil, según expresó, y si el usuario pagó por su auto usado 800 dólares, importarlo le puede llegar a costar mil 500 dólares, lo cual lo hace incosteable. Del lado americano hay 500 autos varados a la espera de cruzar la frontera.


Por esta razón, los importadores de autos usados de toda la frontera norte se reunieron en Monterrey para diseñar una estrategia y al mismo tiempo pedir audiencia a los legisladores para dar solución al problema y prevenir un conflicto, advirtió el presidente de la Canaco Tijuana Gilberto Leyva Camacho.

Indicó que a la reunión asistirán comerciantes de autos usados de Ciudad Juárez, Reynosa, Matamoros, Piedras Negras y Monterrey para concretar un encuentro en la Ciudad de México con los legisladores.
“La intención es hacer un frente común y un posicionamiento frente a diputados y senadores sobre este tema. Buscaremos un pronunciamiento ante los medios y un desplegado porque solo están repartiendo el pastel de un solo lado y protegiendo una industria (automotriz) que ni es nacional”.

El titular de Canaco Tijuana sostuvo la semana anterior una reunión con el administrador general de las aduanas, Ricardo Treviño y nada se logró según expresó.

Otro problema es el tiempo que las autoridades aduaneras se tardan en permitir el acceso de un auto al país. El argumento de la aduana es que no hay cupos, sin embargo los comerciantes aseguran que les revisan carro por carro y esto hace lento el proceso, de tal suerte que pasan solo entre 50 y 60 carros”.

Antiguamente entraban 240 vehículos mínimo, pero la aduana de Tijuana procesa pedimentos de toda Baja California Sur y en el norte, son 12 municipios.

“Te la quieren controlar pero esa no es la forma, entiendo que tengan un compromiso serio de proteger a la industria nacional, pero no todos los mexicanos tenemos acceso a un vehículo nuevo, no pueden obligar a la gente a comprar y están empeñados en apoyar a esta industria nacional y la gente está muy enojada. Yo no sé qué venga más adelante porque la gente está harta”.

: