Empresas

Impacto de un dólar fuerte en las finanzas de H&M empieza a disiparse

El impacto de la fortaleza del dólar sobre las finanzas de la minorista de ropa empezó a disiparse, lo cual permitió que la caída en sus ganancias fuera menor a lo esperado, aunque las ventas en marzo fueron débiles.
Reuters
06 abril 2016 13:50 Última actualización 06 abril 2016 14:5
Caen ganancias de H&M en primer trimestre interanual

H&M ha gozado por largo tiempo de una ventaja en rentabilidad frente a su rival más grande, Inditex, al tercerizar su producción mayormente en Asia, con un bajo costo, en vez de Europa. (Reuters)

ESTOCOLMO.- Hennes & Mauritz, la segunda minorista de ropa más grande del mundo, reportó el miércoles una caída de sus ganancias en el primer trimestre fiscal menor a lo previsto debido a que el impacto de la fortaleza del dólar empezó a disiparse, aunque las ventas en marzo fueron débiles.

H&M, que en enero advirtió que los mayores costos de compras pesarían en su primer trimestre fiscal debido a la fortaleza del dólar, afirmó que el impacto negativo había empezado a disminuir y debería volverse neutral o levemente positivo en el cuarto trimestre.

"Ya pasamos por lo peor de eso", dijo el jefe de relaciones con los inversores, Nils Vinge, en una teleconferencia con analistas.

La ganancia antes de impuestos en diciembre-febrero cayó a tres mil 300 millones de coronas suecas (406 millones de dólares) frente a cuatro mil 700 millones de coronas suecas un año antes, debido al impacto del dólar y descuentos para liquidar ropa de invierno, aunque el resultado fue mayor que los tres mil 200 millones de coronas estimadas en un sondeo entre analistas.

Las ventas en marzo, el primer mes del segundo trimestre de H&M, subieron 2.0 por ciento en divisa local, muy por debajo a lo proyectado por la mayoría de los analistas.

H&M ha gozado por largo tiempo de una ventaja en rentabilidad frente a su rival más grande, Inditex, al tercerizar su producción mayormente en Asia, con un bajo costo, en vez de Europa, pero ha visto una erosión de esa ventaja debido al fortalecimiento del dólar, divisa usada para pagar en la mayoría de las fábricas asiáticas.

Inditex, dueño de Zara y el minorista de ropa más grande del mundo, registró un aumento de 15 por ciento en sus ventas a tasa cambiaria constante en las primeras cinco semanas de su año financiero que comenzó en febrero.