Empresas

IFT debe ser supervisado constantemente, coinciden especialistas

En un foro organizado por la Escuela Libre de Derecho, especialistas en el ramo de las telecomunicaciones y la competencia señalaron que el órgano regulador posee facultades únicas, por lo que su actuación debe ser supervisada. 
Notimex
03 octubre 2014 13:55 Última actualización 03 octubre 2014 13:55
Análisis de leyes secundarias de telecomunicaciones

Análisis de leyes secundarias de telecomunicaciones

La actuación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) debe ser constantemente supervisada, pues posee facultades que ningún otro órgano regulador en el mundo tiene, coincidieron especialistas.

El presidente del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones (IDET), Gerardo Soria, dijo que si bien es pronto para que se vean los efectos que tendrán las decisiones que tome el órgano regulador en materia de sanciones, es importante que su actuación sea lo más responsable, sensata y prudente posible.

Soria expuso que al establecerse que las resoluciones del IFT se pueden recurrir mediante el amparo directo pero sin suspensión, ello puede implicar problemas para las empresas de telecomunicaciones y radiodifusión.

A su vez, el ex integrante de la extinta Comisión Federal de Competencia, Miguel Flores Bernés, indicó que uno de los principales puntos que deben ser supervisados en la actuación del IFT es su capacidad para autorizar o no concentraciones empresariales.

En el foro organizado por la Escuela Libre de Derecho, apuntó que “no hay nada más difícil que deshacer una concentración, el artículo noveno transitorio da carta blanca a los no agentes no preponderantes para comprar todas las empresas que quieran en el sector porque esas operaciones no podrán ser revisables”.

Por su parte, el diputado del Partido Verde Ecologista, Federico González Luna Bueno, señaló que el instituto “no sólo es la autoridad en telecomunicaciones y radiodifusión, sino que además tiene facultades en materia de contenidos, sanciones, políticas públicas, cobertura social, satélites, espectro”.

En ese sentido, apuntó, es fundamental que la actuación del Instituto se mantenga “bajo la lupa” y sea constantemente monitoreada, toda vez que de ello depende la correcta instrumentación de los cambios constitucionales en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.