Empresas

ICC da su posición sobre ley de telcos en 10 puntos

La organización señaló que es importante que la legislación secundaria no se enfoque simplemente en regular  a los agentes preponderantes del sector, sino que permita que haya una competencia equitativa, que permita la participación de nuevos actores, con reglas claras y justas que fomenten el crecimiento.
Redacción
03 julio 2014 18:52 Última actualización 03 julio 2014 18:52
 [Bloomberg] El aparato de 66 antenas es capaz de realizar hasta 17,000 billones de operaciones por segundo. 

[Bloomberg] El aparato de 66 antenas es capaz de realizar hasta 17,000 billones de operaciones por segundo.

La Organización ICC México (International Chamber of Commerce) dio a conocer su posicionamiento sobre la legislación en materia de telecomunicaciones y dio algunos lineamientos para alcanzar el mayor desarrollo de este sector de la economía para tomarse en consideración.

1. La legislación secundaria debe adoptar en forma estricta, los lineamientos contenidos en la Reforma Constitucional de la materia. Cualquier desvío provocará incertidumbre jurídica tanto para los presentes como para los futuros actores que participen en el sector independientemente que abriría las puertas para cuestionar la constitucionalidad de las nuevas leyes.

2. El objetivo fundamental de la reforma debe ser brindar al usuario, al consumidor, al que paga, un mejor servicio, además de calidad y continuidad de las transmisiones, de su cobertura y costo.
3. Las leyes no deben elaborarse bajo la consigna de favorecer a algún actor o de perjudicar a otro. Eso sólo distorsiona la razón de ser de la regulación de una industria.

4. Si bien las regulaciones asimétricas pueden ser en ciertos casos legal y económicamente justificables en cierto momento, deben ser inteligentemente diseñadas y sostenibles sólo durante el menor tiempo posible. A la larga, causan distorsiones que ni fomentan la competencia ni mejoran los servicios. Adicionalmente, permitir el uso de la infraestructura de otros debe ser adecuadamente compensado para fomentar la inversión en el sector.

5. Quitarle el derecho de defensa a un actor, implica quitárselo a todos los demás. No es deseable ni para el Estado de Derecho ni para invitar a nuevos actores. Por estos motivos, deben analizarse las implicaciones tanto para los agentes económicos principales, como para los pequeños y medianos así como para los que tengan interés en ingresar a estas industrias.

6. Deben limitarse al máximo los organismos gubernamentales que se creen: imponen cargas adicionales al presupuesto nacional y no contribuyen a la productividad. México necesita una regulación efectiva, los órganos gubernamentales estrictamente indispensables, y empresas y mercados realmente competitivos y eficientes.

7. Establecer mecanismos flexibles para todo lo relativo a la concentración de frecuencias y propiedad cruzada de medios, así como mecanismos de resolución de posibles contradicciones entre la
Comisión Federal de Competencia Económica y el IFT.

8. Las sanciones deben ser proporcionales a la infracción cometida. La sanción exorbitante sólo se convierte en un medio de presión, indeseable, del Estado sobre los particulares, independientemente de la dimensión del regulado; y, de hecho, perjudica más a los agentes económicos menos poderosos económicamente.

9. La legislación que emane de estas nuevas leyes debe ser suficientemente justa y clara, para fomentar la competencia y disminuir la litigiosidad del sector. En este sentido, deben reconocerse derechos adquiridos pero acotados por el interés público.

10. La legislación debe ser razonable y dirigida a todo el sector y no sólo teniendo en mente a los grandes agentes económicos. Hay múltiples pequeños y medianos concesionarios en cada parte de la República Mexicana, que se verán afectados por las disposiciones que se incorporen en estas materias. En este sentido, los Tiempos de Estado, las cadenas nacionales, los tiempos que reparte el Instituto Nacional Electoral, etc., deben tener un peso que no sea excesivo en la programación de cada concesionario.