Empresas

ICA se achica para evitar el concurso mercantil

La reestructura de la empresa implica compactarse, pues liquidará las divisiones internacional de construcción y la de vivienda, mientras que la división de concesiones tendrá que devolver un proyecto al gobierno.
Everardo Martínez
19 junio 2016 22:48 Última actualización 20 junio 2016 4:55
ICA

(Bloomberg)

El plan preliminar lanzado por ICA para reestructurar sus negocios tiene como propósito evitar el concurso mercantil, aunque ello implique el achicamiento de la constructora, explicaron especialistas del sector infraestructura.

“Para ICA no había de otra, regresar a sus orígenes o caer en un concurso mercantil. La empresa busca compactarse, luego se tiene un plan de liquidez para mantener activas las operaciones”, señaló Juan Carlos Minero, director de inversiones de Black Wall Street Capital Partners.

Además de anunciar su programa preliminar de negocio con proyecciones al 2020, el pasado viernes la empresa informó la obtención de un crédito por 215 millones de dólares para tener solvencia.


La constructora que preside Bernardo Quintana adelantó que la división internacional de construcción, así como la de vivienda serán liquidadas.
Además, su división de concesión se limitará a completar el proyecto de Palmillas-Apaseo El Grande, y devolverá al gobierno la concesión Barranca Larga-Ventanilla, en Oaxaca, pues considera inviable terminar la obra de forma independiente.

“De cara al futuro, el negocio de la construcción se limitará a las operaciones en México”, apunta el comunicado enviado por ICA a la BMV.

Además, la empresa, que registró ventas por 33 mil 229 millones de pesos en 2015, espera facturar 14 mil 480 millones de pesos para 2016, llegar apenas a 9 mil 982 millones de pesos en 2019 y alcanzar 11 mil 266 millones de pesos en el 2020.

De acuerdo con un analista que pidió no ser identificado, estas estimaciones no contemplan la adquisición del crédito convertible, por lo que pudieran verse modificadas en el futuro.

“La propuesta es realista, está conforme a la realidad del sector, donde vemos que hay cierta presión, derivada de menores ingresos del gobierno para la parte de obra pública”, señaló el especialista que pidió el anonimato.

El crédito, otorgado por el inversionista David Martínez a través de Fintech, por 215 millones de dólares con una tasa de interés de 16 por ciento a tres años de vencimiento, está garantizado con la totalidad de acciones de ICA y sus títulos representativos del capital social de OMA, su división de aeropuertos.

“Los recursos serán usados para fondear capital de trabajo y otras inversiones requeridas por ICA para participar en nuevos proyectos de construcción y futuros proyectos de infraestructura”, explicó la empresa.
A marzo de 2016, ICA acumulaba una deuda de 67 mil millones de pesos, que crece con el encarecimiento del dólar estadounidense.