Empresas

ICA, IDEAL, GBM y Recsa buscan crecer con nuevo negocio del agua

De acuerdo con expertos, es el negocio de obras hídricas es explotable y tiene futuro, pues la infraestructura y la tecnología en el segmento requiere de modernización. 
Ana Valle
13 mayo 2015 20:44 Última actualización 14 mayo 2015 7:17
El Realito

[Hasta el momento no hay riesgos de desbordamientos de ríos y presas/Cuartoscuro/Archivo]

Empresas dedicadas a la infraestructura han visto en el agua un negocio con futuro, que cada vez requiere de más inversión privada, por lo que han apostado por desarrollar y obtener concesiones de infraestructura hídrica.

ICA, Recsa, IDEAL y GBM Infraestructura son algunas de las compañías que han ganado obras hídricas, la última opera el sistema de aguas de Cancún y las dos primeras participan en la construcción del Acueducto Monterrey VI, una de las obras de infraestructura hídrica más importantes en los últimos años.

“Es un mercado muy explotable, hay tecnología e infraestructura muy vieja e ineficiente que requiere modernización”, dijo un experto en este tipo de proyectos.

Las empresas pueden construir infraestructura hídrica bajo el esquema de obra pública, como sistemas de drenaje, o incluso, obtener concesiones o contratos de prestación de servicios, para realizar procesos completos de potabilización, distribución y tratamiento, estos últimos son en los que mayores recursos privados se vierten.

El Plan Nacional de Infraestructura de la administración actual contempla inversiones por 418 mil millones de pesos en infraestructura hídrica, casi tres veces los 154 mil millones que consideraba el programa 2012-2018.

La obra más importante para la zona del Valle de México es el Túnel Emisor Oriente con una inversión de más de 37 mil millones de pesos y que está en construcción desde hace más de 5 años.

“(Buscamos) grandes obras de infraestructura hídrica, desde el proceso de ingeniería y construcción, hasta la operación vía los diversos esquemas de participación público-privada”, dijo Humberto Armenta, director general de Recsa.

Para la empresa regiomontana, la construcción de infraestructura hídrica representa alrededor del 69 por ciento de sus ingresos totales.
De los grandes proyectos de infraestructura de agua licitados en 2014, ICA fue una de las principales ganadoras con tres contratos por alrededor de 7 mil 700 millones de pesos para la construcción del Túnel Gran Canal y el Churubusco-Xochiaca, además de la presa de almacenamiento de Santa María.

“Hay bastante que hacer, lo que falta es que se concreten y se pongan a disposición los proyectos para la inversión privada y que apoye al gobierno en la inversión”, dijo Jesús Benítez, director de Concesiones de Agua y Puertos de ICA.

El 35 por ciento del estado de contratación de ICA al cierre de 2014 lo representaban obras hídricas, mientras que en 2010 sólo eran el 4 por ciento.

Existen otros esquemas en que las empresas son las encargadas de proveer agua a los municipios, como sucede en el caso de Quintana Roo, donde GBM Infraestructura opera los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento, mediante AGUAKAN.

La empresa extrae el agua, la potabiliza, almacena, distribuye y finalmente realiza el tratamiento de aguas residuales. Para ello, se han invertido más de 2 mil millones de pesos en el proyecto.

IDEAL es otra de las compañías que tiene presencia en el sector del agua, este tipo de obras representan el 9 por ciento de sus activos totales. La empresa opera la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Saltillo y la de Atotonilco.