Empresas

ICA duplica pérdidas y recorta empleos

La constructora dio a conocer su reporte trimestral fuera de periodo, en el cual registró una pérdida neta de 4 mil 970 mdp. Además anunció que recortó la mitad de puestos técnicos y administrativos.
Redacción
28 noviembre 2016 8:14 Última actualización 29 noviembre 2016 4:55
ica

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La constructora mexicana ICA casi duplicó su pérdida neta en el tercer trimestre a 4 mil 970 millones de pesos, desde los 2 mil 507 millones del mismo periodo de 2015.

La firma fue afectada por pérdidas cambiarias, de acuerdo con el reporte de la empresa presentado este lunes fuera de tiempo.

Los ingresos de ICA cayeron un 35 por ciento a 5 mil 60 millones de pesos, debido a la salida de proyectos en el extranjero y la terminación de algunas obras urbanas, dijo la empresa. 

En tanto su flujo operativo experimentó una caída de 29 por ciento, a mil 224 millones de pesos.

“Si bien vimos una caída de 35 por ciento en los ingresos del segmento de construcción y con todo y que el flujo operativo se contrajo 29 por ciento a mí no me pareció malo que el margen se expandiera, porque ya hay gastos generales menores y los crecimientos en el segmento de aeropuertos que fueron el 29 por ciento y concesiones otro 2 por ciento mitigan el asunto”, explicó Juan Carlos Minero, director de inversiones de Black Wall Street Capital Partners.

Para los expertos, el hecho de que la empresa reportó una disminución de 4 por ciento en su deuda consolidada puede ser una señal de recuperación para la otrora constructora más grande de México.

ICA ha visto golpeada su liquidez en los últimos dos años por la escasez de nuevos contratos y la depreciación del peso mexicano que ha elevado su deuda.

La constructora participó sin éxito en las licitaciones para la construcción de las pistas dos y tres del nuevo aeropuerto, en un consorcio junto con la portuguesa Mota-Engil en agosto. Aunque se prevé que participe en futuros concursos para la obra.

La acción de ICA cerró la jornada con una caída de 4.73 por ciento a 2.82 pesos por acción.

REDUCE PERSONAL

La compañía redujo su fuerza laboral técnica y administrativa a la mitad este año, en tanto la firma constructora se prepara para conversaciones con los bonistas tras caer en default en bonos extranjeros por mil 350 millones de dólares el año pasado.

La compañía "se prepara para iniciar negociaciones" con los acreedores y está aprontando un plan de reestructuración, según un comunicado emitido este lunes.

La cesación de pagos en los bonos de ICA se produce en un cuadro en el que el Gobierno redujo los proyectos de infraestructura y una caída del peso mexicano complicó la carga de la deuda denominada en dólares de la compañía.

El default fue el mayor de una compañía mexicana desde que Moody’s Investors Service empezó a reunir esta información en 1995. Guadalupe Phillips fue nombrada directora general a comienzos de este mes tras la muerte de su antecesor, Luis Zárate, en octubre.

"Los resultados operativos de la empresas continuaron con debilidad y reiteramos la complicada situación en la que se encuentra: altamente endeudada y con problemas de liquidez que impactan sus resultados. Resaltamos nuevamente que la parte principal será conocer los detalles del plan de reestructura financiera".

El número de empleados técnicos y administrativos bajó de 3 mil 619 a comienzos de año a mil 773 a fin de septiembre, según la documentación, que no proporcionó el número total de la plantilla de la compañía.

ICA tenía 15 mil 775 trabajadores a finales de junio, según datos compilados por Bloomberg.

“La empresa ha dejado de tener nuevos proyectos, era lógica esta reducción de personal, pues ante la falta de proyectos y la reestructura en la que se encuentra tiene que echar mano de todo lo que sea posible. El principal reto es que logren una buena reestructura financiera, que tengan los recursos suficientes para realizar nuevos proyectos, deben reducir el nivel de pasivos”, dijo Gerardo Copca, analista de capitales de MetÁnalisis.

FUTURO

De acuerdo con analistas, a pesar de los malos resultados obtenidos por la empresa y a que su nivel de deuda sigue siendo alto (12 veces su EBITDA), el margen de maniobra para su recuperación es muy amplio, debido a su participación en los concursos de licitación para la obtención de contratos en las obras de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

“Aunque aún no tenemos un plan de reestructura como tal, el cual va a tomar tiempo, ya se ve una mejor estructura financiera para la empresa y se empieza a plantear incluso como una oportunidad para compra (de sus acciones), específicamente porque ya van a empezar a tener ingresos interesantes por el nuevo aeropuerto”, agregó Minero.

Según un reporte de Marco Medina, analista del banco Ve por Más, la obtención de nuevos contratos en obras relacionadas con el NAICM la pondría en una mejor posición en las negociaciones de reestructura con sus acreedores.

“El peor escenario sería que no logren concluir bien su reestructura, aunque hemos visto que se han aliado con algunas empresas y van en proyectos con otras, pero el nivel de deuda sigue siendo bastante alto, además esperamos que el país pueda ofrecerles buenos proyectos, aunque lógicamente necesitan capital para participar en estos ”, concluyó Copca.

Con información de Reuters, Bloomberg y Francisco Hernández

ICA
: