Empresas

ICA, ¿desde cuándo comenzó a caer su valor de mercado?

La mayor constructora del país enfrenta un escenario adverso; su deuda se mantiene como un factor de presión tanto en las operaciones diarias de la BMV como en una posible reestructura de su deuda, lo que llevó a su valor de mercado a su nivel más bajo de su historia.
Redacción
14 enero 2016 21:54 Última actualización 14 enero 2016 22:9
ICA

En los últimos tres años ICA ha enfrentado una contracción en el ritmo de crecimiento del sector de la construcción. (Bloomberg)

La compañía constructora mexicana Ingenieros Civiles Asociados (ICA) se encuentra en una encrucijada que, de acuerdo con analistas, o se reinventa o continuará en su tobogán de baja en el precio de sus acciones.

En lo que va del año el precio de su título acumula una baja de 18.9 por ciento, lo que se agrega a la caída de 80.2 por ciento que tuvo en 2015. Lo anterior significa que el título de la constructora pasó de 18.01 pesos a un mínimo histórico de 2.88 al cierre de las operaciones del jueves y el escenario parece poco favorable hasta que se den a conocer las condiciones de su propuesta de plan de reestructura que se oficializará para febrero de este año.

Este plan, que es siendo diseñado por el banco Rothschild y FTI Consulting, tiene como ejes de acción la reestructura de su abultada deuda –que en su mayoría es en dólares-, bajar costos y un plan de recortes de hasta mil puestos que comenzó en 2015 y continuara en este 2016.

Sin embargo, mientras esto llega, los inversionistas continuaran castigando los títulos de esta empresa, que ya vale menos, en términos de valor de mercado, que su principal inversión en Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA).

Con una historia de seis décadas en la industria de la construcción en México, para los especialistas sus años de mayor crecimiento fue en la época entre 2004 y 2011, cuando el valor de la empresa paso de 432 millones y alcanzó un máximo de tres mil 468 millones en julio de 2007; sin embargo, la importante crisis de 2008 hizo que su valor se desplomara hasta los 528 millones de dólares. Al cierre de ese período llegó a los 787 millones de market cap.

En los últimos tres años la empresa ha enfrentado una contracción en el ritmo de crecimiento del sector de la construcción, una reducción en el gasto público, el impacto del aumento en el precio del dólar desde 2014, el daño moral por la construcción de la línea 12, la cancelación del proyecto del acueducto de Monterrey, además de que no ha ganado ninguna obra grande en la actual administración.

Esto influyó para que su valor de mercado pasará de mil 512 .7 millones de dólares a 97.7 millones que se registró este jueves.