Empresas

ICA, al borde de la mayor cesación de pagos en México en 20 años

Que Empresas ICA no haya cumplido con el pago de intereses es un preludio de lo que puede llegar a ser la mayor cesación de pagos en México en al menos veinte años, estimaron analistas del sector.
Bloomberg
02 diciembre 2015 11:38 Última actualización 02 diciembre 2015 11:48
ica

(Bloomberg)

Para los operadores en bonos, el hecho de que Empresas ICA no haya cumplido con el pago de intereses esta semana es sólo un preludio de lo que puede llegar a ser la mayor cesación de pagos en México en al menos veinte años.

El lunes, la empresa constructora dijo que utilizará un período de gracia de 30 días para realizar un pago de intereses por 31 millones de dólares sobre 700 millones de dólares de sus obligaciones negociables.

El anuncio provocó una caída de los bonos externos por 1 mil 350 millones de dólares emitidos por la compañía constructora más grande de México, dejando los títulos un 68 por ciento más bajos este año.

“¿Si creo que van a pagar dentro de los 30 días? No”, dijo Carlos Legaspy, administrador de cartera que tiene bajo su supervisión unos 330 millones de d´laresen InSight Securities y que tiene bonos de ICA con vencimiento en 2017, 2021 y 2024. “Los 30 días no cambiarán nada”.

ICA se negó a hacer declaraciones sobre las versiones de que la compañía podría entrar en cesación de pagos.

La empresa constructora registró su mayor pérdida neta en 14 años en octubre a raíz de recortes gubernamentales en proyectos de infraestructura que representan casi 90 por ciento de su cartera de proyectos. Si la empresa suspende los pagos sobre todas sus obligaciones negociables, eclipsaría al fabricante de vidrio Vitro SAB como mayor moroso en bonos corporativos de México desde que Moody’s Investors Service comenzó a monitorear los datos en 1995.

Dado que ICA también esta infra-ponderada por un apalancamiento récord luego de la caída del peso este año, es probable que los acreedores se encuentren ante un doloroso proceso de reestructuración.

Los bonistas podrían recuperar entre 10 por ciento y 30 por ciento de su dinero, según las calificaciones de recuperación de Standard & Poor’s. El 13 de noviembre, S&P rebajó el grado de ICA hasta CCC+, el quinto nivel basura más bajo por encima de cesación de pagos.

Existe “una fuerte posibilidad de que los acreedores se vean obligados a aceptar un recorte”, dijo en una nota a los clientes este martes Rafael Elías, responsable de estrategia de mercados emergentes en Cantor Fitzgerald.

La empresa constructora que contrató a Rothschild & Co. como asesor financiero en octubre, ha tenido dificultades para apuntalar sus finanzas a raíz de que el derrumbe de los precios del petróleo llevó al gobierno a reducir el gasto. La depreciación de 11 por ciento del peso en 2015 incrementó las obligaciones de la empresa, en tanto su deuda alcanzó 10,75 veces sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, según datos recopilados por Bloomberg.

Los bonos también recibieron un golpe después de que Jaime Rodríguez Calderón, un candidato al gobierno de Nuevo León, había prometido cancelar un contrato de ICA para construir un acueducto por mil 100 millones de dólares.

Legaspy, de InSight, dijo que las negociaciones entre ICA y los bonistas pueden llegar a volverse “contenciosas” en razón de que la empresa esperó hasta último momento para decir que usará el período de gracia.

“No es la mejor manera de comenzar una negociación o una reestructuración amistosa”, dijo. “Es muy frustrante.
Demuestra que están improvisando un poquito y eso nunca tranquiliza”.