Empresas

Cambio de IAVE
genera retrasos
en envíos de Estafeta

Ricardo Becerril, director de operaciones de la paquetería Estafeta, señaló que el cambio de sistema de pago en casetas de Capufe provocó retrasos en al menos 10% de los envíos que transportó hacia y desde la Ciudad de México.
Claudia Alcántara
06 agosto 2014 13:9 Última actualización 06 agosto 2014 19:58
Cientos de automovilistas y transportistas utilizan la tarjeta IAVE para agilizar su tránsito por la caseta México- Cuernavaca, Sin embargo, algunos que no han renovado su crédito de pre-pago entorpecieron la vialidad y ralentizaron el paso a los demás au

Cientos de automovilistas y transportistas utilizan la tarjeta IAVE para agilizar su tránsito por la caseta México- Cuernavaca, Sin embargo, algunos que no han renovado su crédito de pre-pago entorpecieron la vialidad y ralentizaron el paso a los demás automovilistas. (Cuartoscuro)

El repentino cambio del sistema de pago digital en casetas de Capufe, IAVE, generó que al menos que el 10 por ciento de la paquetería que transporta Estafeta, hacia y desde la Ciudad de México, sufriera contratiempos en sus entregas, afirmó Ricardo Becerril, director de operaciones de la compañía.

Esto generó un impacto en los gastos operativos de Estafeta, principalmente los primeros días de agosto, dado que la empresa no reflejó el costo adicional de combustible a sus clientes, aunque no precisó cifras.

“Nosotros pudimos hacer la renovación y cambio de tarjetas oportunamente, estuvimos listos para el cambio; sin embargo, hubo muchos que no estuvieron informados y crearon inmensas colas, que imposibilitaron el paso del resto de la flota que circulaba en casetas, haciendo filas de 3 a 4 horas”, indicó Becerril.

En conferencia de prensa para conmemorar el 35 aniversario de Estafeta en México, el ejecutivo explicó que el cambio de las tarjetas debió hacerse de forma paulatina, para evitar estos congestionamientos, sobre todo en los accesos hacia la Ciudad de México.

Relató que en caso de rutas México-Querétaro, fueron los envíos más afectados; y en algunos casos tuvieron que transportar los paquetes por vía aérea y no terrestre.

Asimismo, dijo que ya en las casetas las autoridades no supieron reaccionar, y dejar accesos exclusivos para los transportistas y automovilistas que ya habían hecho la renovación del tag.

Manifestó que la situación se agravó también por el periodo vacacional; y estimó que la problemática se iría diluyendo, por lo que en el próximo regreso a clases, de estudiantes del nivel básico y medio, no causará un nuevo cuello de botella.