Empresas

IAVE abandona la licitación del telepeaje
en carreteras

La interoperabilidad que se busca en el nuevo esquema no existe con IAVE. De acuerdo con expertos, las condiciones del contrato le restaron rentabilidad. Además, el costo por cruce que ofrece I+D es mayor, respecto al de sus competidores.
Ana Valle
22 abril 2014 20:59 Última actualización 23 abril 2014 5:0
Autopista México-Cuernavaca. (Cuartoscuro/Archivo)

Vías de comunicación

Pese a que la empresa I+D México, de Carlos Slim y BBVA Bancomer, controla desde hace más de 20 años el telepeaje de gran parte de las carreteras federales del país con el tag IAVE, decidió no participar en el concurso para mantener el mando de estos servicios.

(I+D) ha decidido no participar en el concurso”, dice el acta de presentación de proposiciones de la licitación pública mixta internacional de Caminos y Puentes Federales (Capufe), aunque no detalló los motivos en el documento.

Adolfo Zagal, socio de infraestructura de EY México, destacó que con el nuevo contrato, Capufe busca tener un costo más competitivo sin detrimento del servicio ofrecido, además del tema principal que es la interoperabilidad, que mejorará el tránsito por las carreteras con el uso de un solo tag que elija el usuario.

Actualmente, IAVE tiene un costo por cruce de alrededor de 7.90 pesos, mientras que otros operadores tienen costos entre 3 y 3.50 pesos, estimó el experto.

“I+D, al igual que otras empresas que están participando, tienen las mismas capacidades, oportunidades y tecnologías, el hecho de que no esté uno o deje de estar el que brindó el servicio por muchos años no causará desequilibrio, el resto de los competidores tienen, al menos, la misma capacidad de gestión”, dijo Zagal.

El socio de EY México explicó que esta licitación es una de las más importantes en los últimos años y las empresas que queden en la recta final serán las que tengan una propuesta con las mejores condiciones tecnológicas, los costos por cruce y el servicio que se ofrezca al usuario.

La salida de IAVE, que ha tenido el monopolio del telepeaje en casi 4 mil 700 kilómetros de carreteras federales por 20 años, estaría relacionado con temas económicos, toda vez que los términos y condiciones impuestos en el nuevo contrato hacen que el servicio deje de ser rentable, consideró Alejandro Villareal, socio de infraestructura de BDO México.

Otra empresa que desistió de participar por la operación del telepeaje fue Opervite.

“Las condiciones finales del concurso no resultaron favorables, lo que trajo como consecuencias que no cumpliera con la totalidad de los requisitos técnicos, legales y financieros”, señaló la empresa en el documento.

En el camino por la operación del telepeaje de las carreteras se encuentran seis consorcios que presentaron propuestas: en el primero están ICA, IBI Group y Egis; otro está conformado por OHL, Kapsch Trafficom y MetroNet; en el tercero está Axiompass, Acciona y Mainbit.

El cuarto consorcio lo conforman SICE, Neology e Iridum; el quinto es de Cointer, Azvi e Integra, mientras que el último es de Axtel, Epass, Ideal y Tenkel.