Empresas

Hugo Boss pierde el 'estilo financiero'

La empresa pasa por turbulentos tiempos para el negocio, en momentos en los que busca una nueva estrategia tras la dimisión del anterior jefe luego de un rampante crecimiento en los costos.
Bloomberg
03 mayo 2016 9:33 Última actualización 03 mayo 2016 9:33
hugo boss

(Especial)

Hugo Boss, el comerciante alemán de la moda en apuros, prometió cerrar tiendas que no consigue volver rentables después de registrar la mayor caída en la ganancia trimestral en al menos seis años.

La compañía decidirá en cuestión de meses qué comercios puede cerrar, y ahorrará otros 50 millones de euros (58 millones de dólares) este año reduciendo costos y alquileres, dijo Hugo Boss en un comunicado este martes.

La acción ha perdido la mitad de su valor en los últimos 12 meses.
La etiqueta de moda alemana, famosa por prendas de vestir masculinas como trajes y chaquetas, está recortando su red de negocios tras la expansión acometida por el anterior responsable, Claus-Dietrich Lahrs, el cual tuvo que dimitir por un aumento rampante de los costes y de los descuentos.

Hugo Boss espera mejoras en las ventas y las ganancias este año, especialmente en el segundo trimestre.


“Sin un liderazgo o estrategia concreta, uno puede deducir claramente que no se puede invertir en la empresa en estos momentos”, escribió John Guy, analista de MainFirst Bank. “Simpatizamos con este punto de vista. No obstante, esto también prepara el terreno para un replanteamiento nuevo y radical sobre la estrategia y posicionamiento futuro de la marca”.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización y otras partidas cayeron 29 por ciento hasta 93.5 millones de euros en el primer trimestre, dijo la compañía con sede en Meztingen, Alemania.

Esto no alcanzó la estimación más baja de los analistas recopilada por Bloomberg, que fue de 95 millones de euros.

Las ventas del primer trimestre en los Estados Unidos cayeron 16 por ciento ajustadas por efectos cambiarios, en tanto las ventas chinas bajaron 11 por ciento. En Europa, la ganancia cayó 2 por ciento debido a una baja actividad turística, especialmente en Francia y Bélgica, dijo Boss.

Aparte de la confusión a nivel gestión, el mes pasado la compañía reemplazó al jefe de marca, Christoph Auhagen, por el veterano de la empresa Ingo Wilts, que volverá a Boss como director de marca desde Tommy Hilfiger para el 1 de noviembre.

Boss reiteró su pronóstico de un aumento de las ventas ajustadas por el tipo de cambio inferiores al cinco por ciento este año y una caída de poco más del 10 por ciento en Ebitda. Se espera que el margen bruto se mantenga sin cambios respecto del nivel del año pasado.