Empresas

Huatulco, el destino turístico que envejeció apenas a los 29 años

En el destino a penas existen 3 mil 421 habitaciones contra 30 mil que con las que cuenta Cancún, además sólo hay seis frecuencias aéreas diarias, por lo que la llegada de viajeros es baja, lo que ha provocado que el destino haya envejecido prematuramente. Sin embargo para 2018, podría consolidarse.
Claudia Alcántara
22 julio 2014 22:27 Última actualización 23 julio 2014 5:0
Huatulco

(Tomada de http://www.visitmexico.com)

Luego de tres intentos fallidos de relanzamiento, el destino turístico de Huatulco, Oaxaca, creado hace 29 años, se encuentra en un círculo vicioso por falta de conectividad aérea y una baja oferta de cuartos de hotel.

Pese a que se acerca la construcción de dos hoteles y que la autopista Oaxaca-Huatulco estará lista en un año, el punto de equilibrio tardará otros cuatro años en alcanzarse, previeron expertos.

Alejandro Morones, exsubdirector de Presupuestos de Obra de Fonatur, consideró que Huatulco tiene la mejor infraestructura turística del país, pero la baja llegada de viajeros ha provocado que el destino, a sus 29 años, haya envejecido prematuramente.

“A mí me parece que Huatulco tiene la enfermedad de la progeria, cuando una persona pequeña envejece prematuramente y a los 5 años es prácticamente un viejo, Huatulco tiene estos síntomas, porque en 15 años se han construido dos hoteles”, coincidió Francisco Madrid, director de la Escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac del Norte.

Aún cuando la infraestructura turística del Centro Integralmente Planeado (CIP) de Fonatur ha mejorado, la oferta hotelera del destino del 2008 al 2013, sólo ha registrado mil 12 nuevas habitaciones disponibles, mientras que en este mismo periodo, competidores como Riviera Maya han reportado 5 mil 353 habitaciones más.

La ocupación de los 3 mil 421 cuartos de hotel disponibles, de 2008 a 2013 decreció 0.1 por ciento y para 2012 a 2013, subió apenas 2.6 por ciento, según el reporte Panorama de la Actividad Turística en México, de la Anáhuac del Norte.

Un golpe para el destino fue la desaparición de Mexicana de Aviación en 2010, de la cual no se ha podido recuperar, ya que aunque existen seis frecuencias diarias desde la Ciudad de México operadas por Interjet, Magnicharters, Aeroméxico y Aeromar, son menos los asientos disponibles, destacó Gustavo Ficachi, director general del hotel Binniguenda.

A nivel internacional, sólo hay un vuelo comercial desde Houston, Texas, y charters de noviembre a mayo (con 16 frecuencias a la semana) desde Canadá y otro más desde Los Ángeles, durante ocho semanas.

La llegada de dos marcas hoteleras, Meliá con 500 cuartos y Riu con 600 más, podrían convencer a las aerolíneas a entrar con más fuerza a Huatulco, previó el empresario.

Gonzalo del Peón, presidente de AMResorts, aseguró que el destino tiene un enorme potencial, sin embargo, la estacionalidad hace que la rentabilidad que arrojan los hoteles sea muy baja y poco atractiva.

Héctor Gómez, director del Fonatur, descartó que Huatulco esté estancado y previó que la carretera Oaxaca-Huatulco permitirá que este destino se consolide hacia 2018.

“Estamos a mil 500 cuartos de hotel para que esto detone porque tenemos 3 mil 500 cuartos de hotel, mas mil 500 unidades condominales te lleva a 5 mil, la masa crítica que debemos romper son 6 mil”, dijo Barraza.

La construcción de la carretera tiene un avance de 47 por ciento y se terminará en julio de 2015, informó Carlos Bussey, director general de Desarrollo Carretero de la SCT.

LA DIFERENCIA

El caso del CIP Cancún, fundado hace 40 años, tuvo circunstancias económicas que favorecieron su crecimiento, como el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, lo cual nunca tuvo Huatulco, destacó Morones.

“En Cancún había estímulos fiscales, había crédito de Fonatur, luego llegó la devaluación de los ochentas y con eso, los hoteles tenían utilidad del 60 por ciento, recuperaban la inversión en 3 años, esto detonó al destino”, señaló el exfuncionario.

En cambio en Huatulco el panorama fue opuesto, ya que la devaluación provocó que los proyectos de inversión se detuvieran en el destino, creado en 1985 por Fonatur, relató Ficachi.

Mientras que en Huatulco, la ocupación creció 5 puntos porcentuales en 8 años, en Los Cabos aumento 16 puntos.